La Señora Poesía, La voz de Diana Hernández, Mateo 25, Poesía, Uncategorized

La sobreabundancia – The overflow. Dios es un Dios de prosperidad.

POESÍA:

Para escuchar la poesía o ver el vídeo, pulsa sobre el enlace siguiente:

The overflow – La sobreabundancia

The Overflow / La Sobreabundancia (Diana Hernández)

Cuando veas a alguien que llega a su meta
Cuando veas a alguien que encuentra la paz
Cuando veas a alguien que se aparta y vive
de victoria en victoria
Ha encontrado al Dios 
que otros no verán jamás.

Porque aunque las rodillas te sangren
de tanto suplicar
mi Dios es un Dios de glorias
y ÉL viene a buscar
a los valientes
guerreros de la FE
a los violentos
que no se dejan arrebatar
el misterio que solo a ellos
se le ha podido dar.

Diana Hernández, copyright

 


BIBLIA:
Mateo 25:29-30 (RVR1960)

29 Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.

30 Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Amén


DISCOGRAFÍA: Música de fondo de la poesía para sus meditaciones.

TILL de Manuel y la Música de las Montañas

 

 

066

Quizás seas el único que se lo digas.

El enlace o shortlink  de esta página es: https://wp.me/p59toT-5t2

 

 

Estándar
El Beso de Dios. El Beso en la Biblia, Uncategorized

EL BESO DE DIOS. Biblia, Poesía y Comentario sobre El Beso en la Biblia.

055

MOVIMIENTO BIBLIA Y POESÍA
un ministerio de amor

EL BESO DE DIOS

Para ver o escuchar el vídeo, pulsa sobre el enlace que desees a continuación.

Parte I. La poesía:  Rhema de Heberaide Colunga Urbina

Parte II.  Biblia y Comentario: Biblia y Comentario


RHEMA 

Dichosa soy buscándote temprano

Y en un beso plateado me encontrabas

Es tu luna bañándome  sin prisa,

Esperando el encuentro de su amado.

..

Y ese triangulo en luceros que me mira

Me recuerda bendita Trinidad que me sostiene

Y al abrirme la aurora día a día

Me convence tu fidelidad y sé que vienes.

..

Feliz, tu manto azul es el testigo

Somos poco menos que ángeles tuyos

Y al contemplar el infinito quedo muda

 

Y tiemblo consciente de tu abrigo..

Gran dueño en bastedad, eres mi amigo

Y quien soy yo para tener magno refugio?

Si me cuidas cual niña de tus ojos

Inmerecido amor, me doy entera!

..

Permíteme servirte a tu manera

Espero anhelante el RHEMA  tuyo

Servirte fiel y llevar fruto, así me vieras

Hare tu Voluntad, como tu quieras!

..

Autor: Heberhaide Colunga Urbina

(Para la Honra y Gloria de Dios)

Monclova, Coah a 9 de Octubre 2012


Parte II.  Biblia y Comentario

Biblia:

¿Qué dice la Biblia sobre el beso? Desde tiempos bíblicos, más o menos 5000 años, se habla del beso.

beso jacob y raquel

  • Besos de amor.” ¡Oh si él me besara con besos de su boca!” (Cantares 1:2).

“Jacob besó a Raquel, y alzó su voz y lloro” (Génesis 29:11)

  • Besos entre amigos: David y Jonatán: “Luego que el muchacho se hubo ido, se levantó David del lado del sur, y se inclinó tres veces postrándose hasta la tierra; y besándose el uno al otro, lloraron el uno con el otro. Y David lloró más” (1º Samuel 20:41).
  • Besos paternales: “Se levantó Labán de mañana, y besó sus hijos y sus hijas, y los bendijo” (Génesis 31:55).

“El rey (David) besó a Absalón (su hijo). (2º de Samuel 14:33).

  • Besos filiales: “Acércate ahora, y bésame, hijo mío” (Génesis 27:26).

“Te ruego que me dejes besar a mi padre y a mi madre” (1º de Reyes 19:20).

  • Besos fraternales: “Jehová dijo a Aarón: Ve a recibir a Moisés al desierto. Y él fue, y lo encontró en el monte de Dios, y le besó” (Éxodo 4:27).
  • Besos entre yernos y suegros: “Moisés salió a recibir a su suegro, y se inclinó, y lo besó” (Génesis 18:7).
  • Besos entre nuera y suegra: “Ellas alzaron otra vez su voz y lloraron; y Orfa besó a su suegra” (Rut 1:14).
  • Besos de perdón: “Los que José dio a los hermanos que quisieron matarle: “Besó a todos sus hermanos, y lloró sobre ellos” (Génesis 45:15).
  • Besos de reconciliación: Esaú promueve la reconciliación con su hermano Jacob, “el engañador”: “Esaú corrió a su encuentro y le abrazó, y se echó sobre su cuello, y le besó” (Génesis 33:4)

“Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó” (Lucas 15:20).

  • Besos asesinos: El que Joab dio a su primo Amasa: “Tomó Joab con la diestra la barba de Amasa para besarlo. Y Amasa no se cuidó de la daga que estaba en la mano de Joab; y éste le hirió en la quinta costilla” (2º Samuel 20:9-10).
  • Besos interesados: Otra vez Absalón. Con intención de arrebatar el trono a su padre, besaba a gente del pueblo para asegurar su apoyo: “Decía Absalón: ¡Quién me pusiera por juez en la tierra, para que viniesen a mí todos los que tienen pleitos o negocio, que yo les haría justicia! Y acontecía que cuando alguno se acercaba para inclinarse a él, él extendía la mano y lo tomaba y lo besaba” (2º Samuel 15:4-6).
  • Besos de muerte: “Se echó José sobre el rostro de su padre, y lloró sobre él, y lo besó. Y mandó José a sus siervos los médicos que embalsamaran a su padre” (Génesis 50:1-2).
  • Besos de mujeres seductoras: “Consideré entre los jóvenes, a un joven falto de entendimiento, el cual pasaba por la calle, junto a la esquina, e iba camino a la casa de ella, a la tarde del día, cuando ya oscurecía, en la oscuridad y tinieblas de la noche. Cuando he aquí, una mujer le sale al encuentro con atavío de ramera y astuta de corazón…se asió de él y le besó” (Proverbios 7:6-13).
  • Besos idólatras: Aluden a los adoradores de Baal, dios pagano: “Yo haré que queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no le besaron” (1º de Reyes 19:18).
  • Besos de amor a Jesús. Fueron varios. Estando Jesús sentado a la mesa de un fariseo que le invitó, entró una mujer “de la ciudad”. “Estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies, y los enjugaba con sus cabellos, y besaba sus pies” (Lucas 7:37-38).

judas

  • Besos traidores: El beso más negro en la Historia del Cristianismo: “Jesús le dijo: Judas, ¿con un beso entregas al Hijo del Hombre?” (Lucas 22:48).
  • Besos de paz:  Los miembros de la Iglesia primitiva practicaban el beso entre ellos, hombres y mujeres. No se planteaban un problema moral. Se consideraba beso de paz. Varias epístolas lo mencionan, sustituyendo el substantivo beso por otro substantivo: ósculo.

“Saludaos unos a otros con ósculo santo” (Romanos 16:16).

“Saludaos los unos a los otros con ósculo santo” (1ª Corintios 16:20).

“Saludaos unos a otros con ósculo santo” (2ª Corintios 13:12).

“Saludad a todos los hermanos con ósculo santo” (1ª Tesalonicenses 5:26).

“Saludaos unos a otros con ósculo de amor” (1ª Pedro 5:14).

Ósculo – del latín “osculum” significa beso. Ósculo es un “beso de respeto o afecto.


besos-y-vino

Comentario de la Hermana Diana Hernández.

De cada tipo o clase de beso en la Biblia se puede hacer un comentario distinto, y puede llegar a tocar un tema necesario en las vidas de las personas. No hago distinción entre creyentes y no creyentes porque Dios no hace acepción de personas. Personas en general.

¡Oh si él me besara con besos de su boca!” (Cantares 1:2).

Sabemos que este es un versículo del libro “Cantar de los Cantares” y es un díalogo de La Sulamita para el Rey Salomón. Es un soliloquio, un deseo, un anhelo en alta voz.

Así es como Dios desea que nosotros lo deseemos. CON ANHELO. Tenemos que desear amar a Dios y que Dios nos ame con ese anhelo de jóvenes enamorados. Estamos o deberíamos estar ENAMORADOS DE DIOS. Que su Palabra, su Esencia, su Abrazo, su Protección, su Luz, su Corrección, su Alimento sea NUESTRO ANHELO.

 ¡Oh si él me besara con besos de su boca!”

Si Dios besara mi vida, yo sería más que bendecida, más que victoriosa, más amorosa, más próspera, más sincera, más limpia.

¡Oh si él me besara con besos de su boca!”

 Si Dios me besara, yo sería la escogida, la privilegiada, la favorita, la niña de sus ojos, se notaría su amor en mí, yo brillaría con un solo beso de su boca.

 ¡Oh si él me besara con besos de su boca!”

 Así como yo he besado a mis hijos, así como yo amo a mi trabajo, así como yo amo a mi familia, así como yo amo a mis amigos.  Como yo lo amo a Él, el Dios de mi salvación.

 ¡Oh si él me besara con besos de su boca!”

 OH Señor, yo te anhelo, y te venero. Siento tu caminar en mi casa y tu presencia en mi vida.  Tu me has besado Señor, yo lo percibo. El tiempo que me quede de vida, será solamente para adorarte.

 Dios me besó
El Rey de la Gloria
A mí me besó.

 Dile a alguien hoy: YO TE AMO… Quizás seas el único que se lo digas. No seas esclavo del temor, atrévete a soñar.

 066

Feliz domingo.


Copia de la Concordancia Electrónica en la Biblia Reina Valera 1960:

Búsqueda para beso

1. Génesis 27:27 Y Jacob se acercó, y le besó; y olió Isaac el olor de sus vestidos, y le bendijo, diciendo: Mira, el olor de mi hijo, Como el olor del campo que Jehová ha bendecido;

 

2. Génesis 29:11 Y Jacob besó a Raquel, y alzó su voz y lloró.

 

3. Génesis 29:13 Así que oyó Labán las nuevas de Jacob, hijo de su hermana, corrió a recibirlo, y lo abrazó, lo besó, y lo trajo a su casa; y él contó a Labán todas estas cosas.

 

4. Génesis 31:55 Y se levantó Labán de mañana, y besó sus hijos y sus hijas, y los bendijo; y regresó y se volvió a su lugar.

 

5. Génesis 33:4 Pero Esaú corrió a su encuentro y le abrazó, y se echó sobre su cuello, y le besó; y lloraron.

 

6. Génesis 45:15 Y besó a todos sus hermanos, y lloró sobre ellos; y después sus hermanos hablaron con él.

 

7. Génesis 48:10 Y los ojos de Israel estaban tan agravados por la vejez, que no podía ver. Les hizo, pues, acercarse a él, y él les besó y les abrazó.

 

8. Génesis 50:1 Entonces se echó José sobre el rostro de su padre, y lloró sobre él, y lo besó.

 

9. Éxodo 4:27 Y Jehová dijo a Aarón: Ve a recibir a Moisés al desierto. Y él fue, y lo encontró en el monte de Dios, y le besó.

 

10. Éxodo 18:7 Y Moisés salió a recibir a su suegro, y se inclinó, y lo besó; y se preguntaron el uno al otro cómo estaban, y vinieron a la tienda.

 

11. Rut 1:9 Os conceda Jehová que halléis descanso, cada una en casa de su marido. Luego las besó, y ellas alzaron su voz y lloraron,

 

12. Rut 1:14 Y ellas alzaron otra vez su voz y lloraron; y Orfa besó a su suegra, mas Rut se quedó con ella.

 

13. 1 Samuel 10:1 Tomando entonces Samuel una redoma de aceite, la derramó sobre su cabeza, y lo besó, y le dijo: ¿No te ha ungido Jehová por príncipe sobre su pueblo Israel?

 

14. 2 Samuel 14:33 Vino, pues, Joab al rey, y se lo hizo saber. Entonces llamó a Absalón, el cual vino al rey, e inclinó su rostro a tierra delante del rey; y el rey besó a Absalón.

 

15. 2 Samuel 19:39 Y todo el pueblo pasó el Jordán; y luego que el rey hubo también pasado, el rey besó a Barzilai, y lo bendijo; y él se volvió a su casa.

 

16. Job 31:27 Y mi corazón se engañó en secreto,
Y mi boca besó mi mano;

 

17. Proverbios 7:13 Se asió de él, y le besó.
Con semblante descarado le dijo:

 

18. Mateo 26:49 Y en seguida se acercó a Jesús y dijo: ¡Salve, Maestro! Y le besó.

 

19. Marcos 14:45 Y cuando vino, se acercó luego a él, y le dijo: Maestro, Maestro. Y le besó.

 

20. Lucas 7:45 No me diste BESO; mas ésta, desde que entré, no ha cesado de besar mis pies.

 

21. Lucas 15:20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.

 

22. Lucas 22:48 Entonces Jesús le dijo: Judas, ¿con un BESO entregas al Hijo del Hombre?
Estándar
La Señora Poesía, La voz de Diana Hernández, música, Poesía: Encontrarás a Dios, Uncategorized

Poesía: Encontrarás a Dios

Para ver o escuchar el vídeo, pulse sobre el enlace a continuación:
Encontraras a Dios, poesía


ENCONTRARÁS A DIOS, autor Arturo Gutiérrez Martín
(Música de fondo: Lirio de los Lirios)

Dondequiera que pongas tu mirada,
dondequiera que fijes tu atención,
dondequiera que un átomo subsista,
ENCONTRARAS A DIOS.

En las formas diversas de las nubes,
en los rayos dorados que da el sol,
en el brillo que lanzan las estrellas,
ENCONTRARAS A DIOS.

En los dulces balidos
que en los prados el rebaño da al silbo del pastor,
en los trinos cambiantes de las aves,
ENCONTRARAS A DIOS.

En la sangre que corre por tus venas,
en la misma conciencia del tu YO,
en los propios latidos de tu pecho,
ENCONTRARAS A DIOS.

En la santa figura de la madre
cuyo seno la vida te donó,
en la franca sonrisa de una hermana,
ENCONTRARAS A DIOS.

En las lindas pupilas de la joven
que de amores prendió tu corazón,
en la grata visión de un ser querido,
ENCONTRARAS A DIOS.

En las horas de sombra y amargura
cuando a solas estés con tu dolor
si le buscas en la sombría noche
ENCONTRARAS A DIOS.

Voz de Diana Hernández.



Discografía:

Pista: El Lirio de los Lirios

 


El enlace o shortlink de esta página es: https://wp.me/p59toT-5si

 

 

BIBLIA CORAZON

Yo te amo…

 

Estándar
Concordancia bíblica, La voz de Diana Hernández, Numerología y Gematría en la Biblia, Uncategorized

La importancia del número 12 en la Biblia, Gematría y Numerología Bíblica.

MOVIMIENTO BIBLIA Y POESÍA: Vamos a leer la Biblia con la
Hermana Diana Hernández

12 hijos de israel o jacob

Para ver o escuchar el vídeo de este programa, pulse sobre los enlaces siguientes:

Parte I. Poesía:

El viene (autor desconocido)

Parte II. Número 12 según la Biblia:

El Número 12 según la Biblia

 

Él Viene (Poema)

¡Ya viene el Mesías!
Lo anuncia la Biblia, libro milenario;
lo dicen sus santas, claras profecías,
de Amós y Miqueas, Daniel e Isaías,
y los escritores neotestamentarios.

 ¡Ya viene!  ¡Se siente!
Se palpa, se escucha, se ve  en el ambiente.
Es Jesús el Rey que viene glorioso,
santo, majestuoso.
Y con Él millones, seres relucientes:
serafines y ángeles que escoltan a Cristo.
Una visión tal que nunca se ha visto.

¡Ya viene Jesús!
Diademas de oro coronan sus sienes;
no viene de nuevo a morir en la cruz,
sino que regresa como Rey de reyes.
Por todos los suyos el Maestro viene.
Y a pagar a todos los que se han burlado
del santo mensaje que se ha predicado.

¡Ya viene!  ¡Ya viene!  Lo dicen los cielos.
Hay cosas extrañas que en los aires vuelan.
Se mueven y mueven y caen las estrellas,
e indican que pronto regresa el Maestro.

¡Ya viene!  ¡Ya viene!  Las cosas inmensas
que el hombre ha creado en afán de progreso;
la ciencia engreída que niega el regreso
del Cristo bendito.  Esa falsa ciencia
que asombra a los hombres,
con tantos y tantos inventos sin nombre:
aviones, cohetes, y otras maravillas, la ciencia que ha hecho
que el hombre se crea que sabe el secreto
del Dios soberano,
que hizo al ser humano,
y rige y sostiene el vasto universo.

¡Ya viene el Maestro!
Lo dicen las ondas, ciclones que al mundo lo van devastando.
¡Volcanes vomitan cenizas y fuego!
La tierra que tiembla.  Se hunden ciudades y pueblos enteros.
Los sismos a diario se aumentan clamando:
que el fin de las cosas ya se está acercando.

¡Ya viene!  ¡Ya viene!  ¡Muertos a montones!
Las horribles guerras, conflictos armados
entre las naciones.
El hambre que mata miles y millones.
y plagas y pestes por todos los lados,
diciendo que pronto regresa el Amado.

¡Ya viene el Mesías!  Las luchas obreras
en el mundo entero,
que pone en conflicto al patrón y al obrero,
terminan en huelgas;
uniones y gremios
que luchan y luchan y a veces terminan en conflictos grandes,
que afectan a todos: patronos, obreros, pueblos y ciudades.

¡Ya viene!  ¡Se acerca!  ¡Que el mundo se asombre!
Ya falta la fe; el amor se enfría,
y hay rencor, maldad y odio entre los hombres.
Los vicios abundan, hombres y mujeres,
a Cristo desechan y buscan placeres.

¡Ya viene!  ¡Ya viene!  El mundo no ha visto
milagro mayor,
que el santo Evangelio de mi Jesucristo,
limpio del error, se predique hoy por toda la tierra,
con poder tan grande que al demonio aterra,
y a los falsos Cristos y falsos profetas,
les cause pavor.

¡Ya viene Jesús!  ¡Hay gran alborozo!
¡Ya viene mi Cristo, el Rey celestial!
Miles de millones de seres gloriosos,
de luz sin igual,
escoltan al Cristo, el Rey victorioso.
Su pueblo dichoso,
Su gloria, su honra y virtud cantará.

¡Ya viene! ¡Ya suena potente el clarín!
los malos se espantan,
y huyen de la gloria que cubre los cielos y encuentran su fin.
Y todos los justos las manos levantan,
y aclaman a Cristo y con gozo le cantan.

¡Ya viene!  ¡Ya viene!  ¡Glorioso portento!
Las tumbas se abren y gozosamente,
reviven los santos que en Jesús han muerto.
Con los santos vivos van hacia la nube bella y reluciente,
y abajo la tierra es un globo ardiente.

¡Ya viene el Mesías!
¡Ya viene, se acerca el que todos amamos!
¡Oh Dios, mi Señor: acorta los días!
Y ven a traer la paz, la alegría,
y el gozo a todos los seres humanos,
que esperan ansiosos,
que vengas y traigas el dulce reposo.
¡Ven, Señor, ven pronto!  ¡Ven, que te esperamos!



EL NÚMERO 12

CONCORDANCIA:

Según las concordancias que existen por varios medios de las palabras en la Biblia, el número 12 (doce) aparece 165 en la versión Reina Valera del 1960 de la Biblia (mi Biblia).

1. Génesis 5:8 Y fueron todos los días de Set novecientos DOCE años; y murió.

 

2. Génesis 14:4 DOCE años habían servido a Quedorlaomer, y en el decimotercero se rebelaron.

 

3. Génesis 17:20 Y en cuanto a Ismael, también te he oído; he aquí que le bendeciré, y le haré fructificar y multiplicar mucho en gran manera; DOCE príncipes engendrará, y haré de él una gran nación.

 

4. Génesis 25:16 Estos son los hijos de Ismael, y estos sus nombres, por sus villas y por sus campamentos; DOCE príncipes por sus familias.

 

5. Génesis 35:22 Aconteció que cuando moraba Israel en aquella tierra, fue Rubén y durmió con Bilha la concubina de su padre; lo cual llegó a saber Israel. Ahora bien, los hijos de Israel fueron DOCE:

 

6. Génesis 42:13 Y ellos respondieron: Tus siervos somos DOCE hermanos, hijos de un varón en la tierra de Canaán; y he aquí el menor está hoy con nuestro padre, y el otro no parece.

 

7. Génesis 42:32 Somos DOCE hermanos, hijos de nuestro padre; uno no parece, y el menor está hoy con nuestro padre en la tierra de Canaán.

 

8. Génesis 49:28 Todos éstos fueron las DOCE tribus de Israel, y esto fue lo que su padre les dijo, al bendecirlos; a cada uno por su bendición los bendijo.

 

9. Éxodo 15:27 Y llegaron a Elim, donde había DOCE fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí junto a las aguas.

 

10. Éxodo 24:4 Y Moisés escribió todas las palabras de Jehová, y levantándose de mañana edificó un altar al pie del monte, y DOCE columnas, según las DOCE tribus de Israel.

 

11. Éxodo 28:21 Y las piedras serán según los nombres de los hijos de Israel, DOCEsegún sus nombres; como grabaduras de sello cada una con su nombre, serán según las DOCE tribus.

 

12. Éxodo 39:14 Y las piedras eran conforme a los nombres de los hijos de Israel, DOCEsegún los nombres de ellos; como grabaduras de sello, cada una con su nombre, según las DOCE tribus.

 

13. Levítico 24:5 Y tomarás flor de harina, y cocerás de ella DOCE tortas; cada torta será de dos décimas de efa.

 

14. Número 1:44 Estos fueron los contados, los cuales contaron Moisés y Aarón, con los príncipes de Israel, DOCE varones, uno por cada casa de sus padres.

 

15. Número 7:3 y trajeron sus ofrendas delante de Jehová, seis carros cubiertos y DOCEbueyes; por cada dos príncipes un carro, y cada uno un buey, y los ofrecieron delante del tabernáculo.

 

16. Número 7:84 Esta fue la ofrenda que los príncipes de Israel ofrecieron para la dedicación del altar, el día en que fue ungido: DOCE platos de plata, DOCE jarros de plata, DOCE cucharas de oro.

 

17. Número 7:86 Las DOCE cucharas de oro llenas de incienso, de diez siclos cada cuchara, al siclo del santuario; todo el oro de las cucharas, ciento veinte siclos.

 

18. Número 7:87 Todos los bueyes para holocausto, DOCE becerros; DOCE los carneros, DOCE los corderos de un año, con su ofrenda, y DOCE los machos cabríos para expiación.

 

19. Número 17:2 Habla a los hijos de Israel, y toma de ellos una vara por cada casa de los padres, de todos los príncipes de ellos, DOCE varas conforme a las casas de sus padres; y escribirás el nombre de cada uno sobre su vara.

 

20. Número 17:6 Y Moisés habló a los hijos de Israel, y todos los príncipes de ellos le dieron varas; cada príncipe por las casas de sus padres una vara, en total DOCE varas; y la vara de Aarón estaba entre las varas de ellos.

 

21. Número 29:17 El segundo día, DOCE becerros de la vacada, dos carneros, catorce corderos de un año sin defecto,

 

22. Número 31:5 Así fueron dados de los millares de Israel, mil por cada tribu, DOCEmil en pie de guerra.

 

23. Número 33:9 Salieron de Mara y vinieron a Elim, donde había DOCE fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí.

 

24. Deuteronomio 1:23 Y el dicho me pareció bien; y tomé DOCE varones de entre vosotros, un varón por cada tribu.

 

25. Josué 3:12 Tomad, pues, ahora DOCE hombres de las tribus de Israel, uno de cada tribu.

 

26. Josué 4:2 Tomad del pueblo DOCE hombres, uno de cada tribu,

 

27. Josué 4:3 y mandadles, diciendo: Tomad de aquí de en medio del Jordán, del lugar donde están firmes los pies de los sacerdotes, DOCE piedras, las cuales pasaréis con vosotros, y levantadlas en el lugar donde habéis de pasar la noche.

 

28. Josué 4:4 Entonces Josué llamó a los DOCE hombres a los cuales él había designado de entre los hijos de Israel, uno de cada tribu.

 

29. Josué 4:8 Y los hijos de Israel lo hicieron así como Josué les mandó: tomaron DOCEpiedras de en medio del Jordán, como Jehová lo había dicho a Josué, conforme al número de las tribus de los hijos de Israel, y las pasaron al lugar donde acamparon, y las levantaron allí.

 

30. Josué 4:9 Josué también levantó DOCE piedras en medio del Jordán, en el lugar donde estuvieron los pies de los sacerdotes que llevaban el arca del pacto; y han estado allí hasta hoy.

 

31. Josué 4:20 Y Josué erigió en Gilgal las DOCE piedras que habían traído del Jordán.

 

32. Josué 8:25 Y el número de los que cayeron aquel día, hombres y mujeres, fue de DOCE mil, todos los de Hai.

 

33. Josué 18:24 Quefar-haamoni, Ofni y Geba; DOCE ciudades con sus aldeas;

 

34. Josué 19:15 y abarca Catat, Naalal, Simrón, Idala y Belén; DOCE ciudades con sus aldeas.

 

35. Josué 21:7 Los hijos de Merari según sus familias obtuvieron de la tribu de Rubén, de la tribu de Gad y de la tribu de Zabulón, DOCE ciudades.

 

36. Josué 21:40 Todas las ciudades de los hijos de Merari por sus familias, que restaban de las familias de los levitas, fueron por sus suertes DOCE ciudades.

 

37. Jueces 19:29 Y llegando a su casa, tomó un cuchillo, y echó mano de su concubina, y la partió por sus huesos en DOCE partes, y la envió por todo el territorio de Israel.

 

38. Jueces 21:10 Entonces la congregación envió allá a DOCE mil hombres de los más valientes, y les mandaron, diciendo: Id y herid a filo de espada a los moradores de Jabes-galaad, con las mujeres y niños.

 

39. 2 Samuel 2:15 Entonces se levantaron, y pasaron en número igual, DOCE de Benjamín por parte de Is-boset hijo de Saúl, y DOCE de los siervos de David.

 

40. 2 Samuel 10:6 Y viendo los hijos de Amón que se habían hecho odiosos a David, enviaron los hijos de Amón y tomaron a sueldo a los sirios de Bet-rehob y a los sirios de Soba, veinte mil hombres de a pie, del rey de Maaca mil hombres, y de Is-tob DOCE mil hombres.

 

41. 2 Samuel 17:1 Entonces Ahitofel dijo a Absalón: Yo escogeré ahora DOCE mil hombres, y me levantaré y seguiré a David esta noche,

 

42. 2 Samuel 21:20 Después hubo otra guerra en Gat, donde había un hombre de gran estatura, el cual tenía DOCE dedos en las manos, y otros DOCE en los pies, veinticuatro por todos; y también era descendiente de los gigantes.

 

43. 1 Reyes 4:7 Tenía Salomón DOCE gobernadores sobre todo Israel, los cuales mantenían al rey y a su casa. Cada uno de ellos estaba obligado a abastecerlo por un mes en el año.

 

44. 1 Reyes 4:26 Además de esto, Salomón tenía cuarenta mil caballos en sus caballerizas para sus carros, y DOCE mil jinetes.

 

45. 1 Reyes 7:15 Y vació dos columnas de bronce; la altura de cada una era de dieciocho codos, y rodeaba a una y otra un hilo de DOCE codos.

 

46. 1 Reyes 7:25 Y descansaba sobre DOCE bueyes; tres miraban al norte, tres miraban al occidente, tres miraban al sur, y tres miraban al oriente; sobre estos se apoyaba el mar, y las ancas de ellos estaban hacia la parte de adentro.

 

47. 1 Reyes 7:44 un mar, con DOCE bueyes debajo del mar;

 

48. 1 Reyes 10:20 Estaban también DOCE leones puestos allí sobre las seis gradas, de un lado y de otro; en ningún otro reino se había hecho trono semejante.

 

49. 1 Reyes 10:26 Y juntó Salomón carros y gente de a caballo; y tenía mil cuatrocientos carros, y DOCE mil jinetes, los cuales puso en las ciudades de los carros, y con el rey en Jerusalén.

 

50. 1 Reyes 11:30 Y tomando Ahías la capa nueva que tenía sobre sí, la rompió en DOCEpedazos,

 

51. 1 Reyes 16:23 En el año treinta y uno de Asa rey de Judá, comenzó a reinar Omri sobre Israel, y reinó DOCE años; en Tirsa reinó seis años.

 

52. 1 Reyes 18:31 Y tomando Elías DOCE piedras, conforme al número de las tribus de los hijos de Jacob, al cual había sido dada palabra de Jehová diciendo, Israel será tu nombre,

 

53. 1 Reyes 19:19 Partiendo él de allí, halló a Eliseo hijo de Safat, que araba con DOCEyuntas delante de sí, y él tenía la última. Y pasando Elías por delante de él, echó sobre él su manto.

 

54. 2 Reyes 3:1 Joram hijo de Acab comenzó a reinar en Samaria sobre Israel el año dieciocho de Josafat rey de Judá; y reinó DOCE años.

 

55. 2 Reyes 8:25 En el año DOCE de Joram hijo de Acab, rey de Israel, comenzó a reinar Ocozías hijo de Joram, rey de Judá.

 

56. 2 Reyes 21:1 De DOCE años era Manasés cuando comenzó a reinar, y reinó en Jerusalén cincuenta y cinco años; el nombre de su madre fue Hepsiba.

 

57. 1 Crónicas 6:63 Y a los hijos de Merari, por sus linajes, de la tribu de Rubén, de la tribu de Gad y de la tribu de Zabulón, dieron por suerte DOCE ciudades.

 

58. 1 Crónicas 9:22 Todos éstos, escogidos para guardas en las puertas, eran doscientos DOCE cuando fueron contados por el orden de sus linajes en sus villas, a los cuales constituyó en su oficio David y Samuel el vidente.

 

59. 1 Crónicas 15:10 De los hijos de Uziel, Aminadab el principal, y sus hermanos, ciento DOCE.

 

60. 1 Crónicas 25:9 La primera suerte salió por Asaf, para José; la segunda para Gedalías, quien con sus hermanos e hijos fueron DOCE.

 

61. 1 Crónicas 25:10 la tercera para Zacur, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

62. 1 Crónicas 25:11 la cuarta para Izri, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

63. 1 Crónicas 25:12 la quinta para Netanías, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

64. 1 Crónicas 25:13 la sexta para Buquías, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

65. 1 Crónicas 25:14 la séptima para Jesarela, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

66. 1 Crónicas 25:15 la octava para Jesahías, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

67. 1 Crónicas 25:16 la novena para Matanías, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

68. 1 Crónicas 25:17 la décima para Simei, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

69. 1 Crónicas 25:18 la undécima para Azareel, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

70. 1 Crónicas 25:19 la duodécima para Hasabías, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

71. 1 Crónicas 25:20 la decimatercera para Subael, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

72. 1 Crónicas 25:21 la decimacuarta para Matatías, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

73. 1 Crónicas 25:22 la decimaquinta para Jeremot, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

74. 1 Crónicas 25:23 la decimasexta para Hananías, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

75. 1 Crónicas 25:24 la decimaséptima para Josbecasa, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

76. 1 Crónicas 25:25 la decimaoctava para Hanani, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

77. 1 Crónicas 25:26 la decimanovena para Maloti, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

78. 1 Crónicas 25:27 la vigésima para Eliata, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

79. 1 Crónicas 25:28 la vigesimaprimera para Hotir, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

80. 1 Crónicas 25:29 la vigesimasegunda para Gidalti, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

81. 1 Crónicas 25:30 la vigesimatercera para Mahaziot, con sus hijos y sus hermanos, DOCE;

 

82. 1 Crónicas 25:31 la vigesimacuarta para Romanti-ezer, con sus hijos y sus hermanos, DOCE.

 

83. 2 Crónicas 1:14 Y juntó Salomón carros y gente de a caballo; y tuvo mil cuatrocientos carros y DOCE mil jinetes, los cuales puso en las ciudades de los carros y con el rey en Jerusalén.

 

84. 2 Crónicas 4:4 Estaba asentado sobre DOCE bueyes, tres de los cuales miraban al norte, tres al occidente, y tres al sur, y tres al oriente: y el mar descansaba sobre ellos, y las anclas de ellos estaban hacia adentro.

 

85. 2 Crónicas 4:15 Un mar, y los DOCE bueyes debajo de él:

 

86. 2 Crónicas 9:19 Había también allí DOCE leones sobre las seis gradas a uno y otro lado. Jamás fue hecho trono semejante en reino alguno.

 

87. 2 Crónicas 9:25 Tuvo también Salomón cuatro mil caballerizas para sus caballos y carros, y DOCE mil jinetes, los cuales puso en las ciudades de los carros, y con el rey en Jerusalén .

 

88. 2 Crónicas 33:1 De DOCE años era Manasés cuando comenzó a reinar, y cincuenta y cinco años reinó en Jerusalén.

 

89. 2 Crónicas 34:3 A los ocho años de su reinado, siendo aún muchacho, comenzó a buscar al Dios de David su padre; y a los DOCE años comenzó a limpiar a Judá y a Jerusalén de los lugares altos, imágenes de Asera, esculturas, e imágenes fundidas.

 

90. Esdras 2:6 Los hijos de Pahat-moab, de los hijos de Jesúa y de Joab, dos mil ochocientos DOCE.

 

91. Esdras 2:18 Los hijos de Jora, ciento DOCE.

 

92. Esdras 6:17 Y ofrecieron en la dedicación de esta casa de Dios cien becerros, doscientos carneros y cuatrocientos corderos; y DOCE machos cabríos en expiación por todo Israel, conforme al número de las tribus de Israel.

 

93. Esdras 8:24 Aparté luego a DOCE de los principales de los sacerdotes, a Serebías y a Hasabías, y con ellos diez de sus hermanos;

 

94. Esdras 8:31 Y partimos del río Ahava el DOCE del mes primero, para ir a Jerusalén; y la mano de nuestro Dios estaba sobre nosotros, y nos libró de mano del enemigo y del acechador en el camino.

 

95. Esdras 8:35 Los hijos de la cautividad, los que habían venido del cautiverio, ofrecieron holocaustos al Dios de Israel, DOCE becerros por todo Israel, noventa y seis carneros, setenta y siete corderos, y DOCE machos cabríos por expiación, todo en holocausto a Jehová.

 

96. Nehemías 5:14 También desde el día que me mandó el rey que fuese gobernador de ellos en la tierra de Judá, desde el año veinte del rey Artajerjes hasta el año treinta y dos, DOCE años, ni yo ni mis hermanos comimos el pan del gobernador.

 

97. Nehemías 7:24 Los hijos de Harif, ciento DOCE.

 

98. Ester 2:12 Y cuando llegaba el tiempo de cada una de las doncellas para venir al rey Asuero, después de haber estado DOCE meses conforme a la ley acerca de las mujeres, pues así se cumplía el tiempo de sus atavíos, esto es, seis meses con óleo de mirra y seis meses con perfumes aromáticos y afeites de mujeres,

 

99. Jeremías 52:20 Las dos columnas, un mar, y los DOCE bueyes de bronce que estaban debajo de las basas, que había hecho el rey Salomón en la casa de Jehová; el peso del bronce de todo esto era incalculable.

 

100. Jeremías 52:21 En cuanto a las columnas, la altura de cada columna era de dieciocho codos, y un cordón de DOCE codos la rodeaba; y su espesor era de cuatro dedos, y eran huecas.

 

101. Ezequiel 29:1 En el año décimo, en el mes décimo, a los DOCE días del mes, vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

 

102. Ezequiel 43:16 Y el altar tenía DOCE codos de largo, y DOCE de ancho, cuadrado a sus cuatro lados.

 

103. Ezequiel 47:13 Así ha dicho Jehová el Señor: Estos son los límites en que repartiréis la tierra por heredad entre las DOCE tribus de Israel. José tendrá dos partes.

 

104. Daniel 4:29 Al cabo de DOCE meses, paseando en el palacio real de Babilonia,

 

105. Mateo 9:20 Y he aquí una mujer enferma de flujo de sangre desde hacía DOCEaños, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto;

 

106. Mateo 10:1 Entonces llamando a sus DOCE discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia.

 

107. Mateo 10:2 Los nombres de los DOCE apóstoles son estos: primero Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano;

 

108. Mateo 10:5 A estos DOCE envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis,

 

109. Mateo 11:1 Cuando Jesús terminó de dar instrucciones a sus DOCE discípulos, se fue de allí a enseñar y a predicar en las ciudades de ellos.

 

110. Mateo 14:20 Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, DOCE cestas llenas.

 

111. Mateo 19:28 Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre DOCE tronos, para juzgar a las DOCE tribus de Israel.

 

112. Mateo 20:17 Subiendo Jesús a Jerusalén, tomó a sus DOCE discípulos aparte en el camino, y les dijo:

 

113. Mateo 26:14 Entonces uno de los DOCE, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes,

 

114. Mateo 26:20 Cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los DOCE.

 

115. Mateo 26:47 Mientras todavía hablaba, vino Judas, uno de los DOCE, y con él mucha gente con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los ancianos del pueblo.

 

116. Mateo 26:53 ¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de DOCE legiones de ángeles?

 

117. Marcos 3:14 Y estableció a DOCE, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar,

 

118. Marcos 4:10 Cuando estuvo solo, los que estaban cerca de él con los DOCE le preguntaron sobre la parábola.

 

119. Marcos 5:25 Pero una mujer que desde hacía DOCE años padecía de flujo de sangre,

 

120. Marcos 5:42 Y luego la niña se levantó y andaba, pues tenía DOCE años. Y se espantaron grandemente.

 

121. Marcos 6:7 Después llamó a los DOCE, y comenzó a enviarlos de dos en dos; y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos.

 

122. Marcos 6:43 Y recogieron de los pedazos DOCE cestas llenas, y de lo que sobró de los peces.

 

123. Marcos 8:19 Cuando partí los cinco panes entre cinco mil, ¿cuántas cestas llenas de los pedazos recogisteis? Y ellos dijeron: DOCE.

 

124. Marcos 9:35 Entonces él se sentó y llamó a los DOCE, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos.

 

125. Marcos 10:32 Iban por el camino subiendo a Jerusalén; y Jesús iba delante, y ellos se asombraron, y le seguían con miedo. Entonces volviendo a tomar a los DOCE aparte, les comenzó a decir las cosas que le habían de acontecer:

 

126. Marcos 11:11 Y entró Jesús en Jerusalén, y en el templo; y habiendo mirado alrededor todas las cosas, como ya anochecía, se fue a Betania con los DOCE.

 

127. Marcos 14:10 Entonces Judas Iscariote, uno de los DOCE, fue a los principales sacerdotes para entregárselo.

 

128. Marcos 14:17 Y cuando llegó la noche, vino él con los DOCE.

 

129. Marcos 14:20 El, respondiendo, les dijo: Es uno de los DOCE, el que moja conmigo en el plato.

 

130. Marcos 14:43 Luego, hablando él aún, vino Judas, que era uno de los DOCE, y con él mucha gente con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los escribas y de los ancianos.

 

131. Lucas 2:42 y cuando tuvo DOCE años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta.

 

132. Lucas 6:13 Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a DOCE de ellos, a los cuales también llamó apóstoles:

 

133. Lucas 8:1 Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los DOCE con él,

 

134. Lucas 8:42 porque tenía una hija única, como de DOCE años, que se estaba muriendo. Y mientras iba, la multitud le oprimía.

 

135. Lucas 8:43 Pero una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía DOCE años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser curada,

 

136. Lucas 9:1 Habiendo reunido a sus DOCE discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades.

 

137. Lucas 9:12 Pero el día comenzaba a declinar; y acercándose los DOCE, le dijeron: Despide a la gente, para que vayan a las aldeas y campos de alrededor, y se alojen y encuentren alimentos; porque aquí estamos en lugar desierto.

 

138. Lucas 9:17 Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que les sobró, DOCEcestas de pedazos.

 

139. Lucas 18:31 Tomando Jesús a los DOCE, les dijo: He aquí subimos a Jerusalén, y se cumplirán todas las cosas escritas por los profetas acerca del Hijo del Hombre.

 

140. Lucas 22:3 Y entró Satanás en Judas, por sobrenombre Iscariote, el cual era uno del número de los DOCE;

 

141. Lucas 22:30 para que comáis y bebáis a mi mesa en mi reino, y os sentéis en tronos juzgando a las DOCE tribus de Israel.

 

142. Lucas 22:47 Mientras él aún hablaba, se presentó una turba; y el que se llamaba Judas, uno de los DOCE, iba al frente de ellos; y se acercó hasta Jesús para besarle.

 

143. Juan 6:13 Recogieron, pues, y llenaron DOCE cestas de pedazos, que de los cinco panes de cebada sobraron a los que habían comido.

 

144. Juan 6:67 Dijo entonces Jesús a los DOCE: ¿Queréis acaso iros también vosotros?

 

145. Juan 6:70 Jesús les respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los DOCE, y uno de vosotros es diablo?

 

146. Juan 6:71 Hablaba de Judas Iscariote, hijo de Simón; porque éste era el que le iba a entregar, y era uno de los DOCE.

 

147. Juan 11:9 Respondió Jesús: ¿No tiene el día DOCE horas? El que anda de día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo;

 

148. Juan 20:24 Pero Tomás, uno de los DOCE, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino.

 

149. Hechos 6:2 Entonces los DOCE convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas.

 

150. Hechos 7:8 Y le dio el pacto de la circuncisión; y así Abraham engendró a Isaac, y le circuncidó al octavo día; e Isaac a Jacob, y Jacob a los DOCE patriarcas.

 

151. Hechos 19:7 Eran por todos unos DOCE hombres.

 

152. Hechos 24:11 Como tú puedes cerciorarte, no hace más de DOCE días que subí a adorar a Jerusalén;

 

153. Hechos 26:7 promesa cuyo cumplimiento esperan que han de alcanzar nuestras DOCE tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche. Por esta esperanza, oh rey Agripa, soy acusado por los judíos.

 

154. 1 Corintios 15:5 y que apareció a Cefas, y después a los DOCE.

 

155. Santiago 1:1 Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las DOCE tribus que están en la dispersión: Salud.

 

156. Apocalipsis 7:5 De la tribu de Judá, DOCE mil sellados. De la tribu de Rubén, DOCEmil sellados. De la tribu de Gad, DOCE mil sellados.

 

157. Apocalipsis 7:6 De la tribu de Aser, DOCE mil sellados. De la tribu de Neftalí, DOCE mil sellados. De la tribu de Manasés, DOCE mil sellados.

 

158. Apocalipsis 7:7 De la tribu de Simeón, DOCE mil sellados. De la tribu de Leví, DOCE mil sellados. De la tribu de Isacar, DOCE mil sellados.

 

159. Apocalipsis 7:8 De la tribu de Zabulón, DOCE mil sellados. De la tribu de José, DOCE mil sellados. De la tribu de Benjamín, DOCE mil sellados.

 

160. Apocalipsis 12:1 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de DOCE estrellas.

 

161. Apocalipsis 21:12 Tenía un muro grande y alto con DOCE puertas; y en las puertas, DOCE ángeles, y nombres inscritos, que son los de las DOCE tribus de los hijos de Israel;

 

162. Apocalipsis 21:14 Y el muro de la ciudad tenía DOCE cimientos, y sobre ellos los DOCE nombres de los DOCE apóstoles del Cordero.

 

163. Apocalipsis 21:16 La ciudad se halla establecida en cuadro, y su longitud es igual a su anchura; y él midió la ciudad con la caña, DOCE mil estadios; la longitud, la altura y la anchura de ella son iguales.

 

164. Apocalipsis 21:21 Las DOCE puertas eran DOCE perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio.

 

165. Apocalipsis 22:2 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce DOCE frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.

SEGUIMOS…

En otras versiones puede que aparezca más o menos veces pero alrededor de esa cifra. He leído que hasta 187 veces.  De las cuales 22 aparecen en el libro de Apocalipsis.
El número 12 (doce) indica la perfección de gobierno. El servicio, la potestad y la protección: una característica de un sistema perfecto de gobierno.

Los estudiosos se basan en que Cristo escogió doce apóstoles –dirigentes y gobernantes de la Iglesia primitiva. Y prometió que se sentarían en 12 tronos, y juzgarían a las 12 tribus de Israel. Jesús dice a sus discípulos: «cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel» (Mat. 19:28).

Llama la atención el hecho y resulta extraño es que durante el período de los cielos nuevos y la tierra nueva, el número «siete», excepto el séptimo, no se encuentra más. En la Nueva Jerusalén existen 12 puertas, 12 fundamentos, el nombre de los 12 apóstoles, 12 piedras preciosas, y 12 perlas: el muro de la ciudad tiene 144 codos que son 12 multiplicado por 12. Todo eso existirá eternamente, por lo tanto, el número 12 representa la perfección eterna. El último número que aparece en la Biblia es el «12», doce frutos en el árbol de la vida (Ap.22:2). El último número cardinal registrado en la Biblia es el «duodécimo», la duodécima piedra preciosa. Todo eso está ligado a la escena final del universo.

Los sellos de los «12» están sobre toda la ciudad eterna de Dios; siendo él allí manifiestamente supremo. Esto es la perfección en su análisis más profundo; y por esta razón se menciona el número doce como siendo la perfección gubernamental.

Doce tribus formaban la nación de Israel. Había doce piedras en el pectoral del sumo sacerdote, representando a Israel (Ex. 28:17-21). Doce panes de la proposición debían ser colocados en el Lugar Santo. (Ex. 25:23-30). Doce piedras fueron tomadas del río Jordán (Js. 4:8). Doce espías fueron enviados por Moisés a la tierra de Canaán (Nm. 13:1-33). Los hijos de Israel encontraron doce fuentes de agua en Elim. (Ex. 15:27). Elías construyó un altar con doce piedras y cayó fuego del cielo sobre el altar y consumió la ofrenda que estaba sobre él (1 R. 17:30-40).

Jesús escogió doce discípulos para seguirlo. Jesús dice que, a su pedido, el Padre enviaría doce legiones de ángeles. Jesús tenía doce años cuando se presentó por primera vez en público y profirió sus primeras palabras registradas (Lc. 2:42). Sobraron doce cestas llenas en el milagro de la alimentación de los cinco mil.

El templo de Salomón tiene el número doce como uno de sus grandes factores en contraste con el tabernáculo, que tenía el número cinco. Es también significativo el hecho de que sólo doce de los jueces que juzgaron a Israel hayan sido registrados en el libro de los Jueces.

Las siguientes palabras se hallan 12 veces: oikodespotes, mayordomo o administrador de los asuntos de una casa; y aule, corte o palacio de gobierno”.

[Bibliografía.  Mucha de esta información proviene de la revista Voces del Misterio, 2012]

GEMATRÍA Y NUMEROLOGÍA:

Conviene repasar que la Gematría es un sistema en el que el hebreo utiliza letras para representar números. Aquellos que estudian la gematría o la numerología bíblica creen que “mensajes ocultos” se pueden encontrar en el significado de los números y las letras utilizadas en toda la Biblia. Aunque nadie puede decir con absoluta certeza si hay un significado espiritual profundo con respecto al número 12 en la Biblia, parece representar el reino de Dios, el gobierno perfecto y la autoridad divina. Puesto que el número 12 es una representación simbólica de la integridad, algunos seguidores de la profecía bíblica asocian el número con el regreso de Jesús. Y en esto casi todos están de acuerdo.
Para leer un documento muy edificante sobre la Numerología Bíblica los dirijo al enlace donde pueden acceder a él.
Pulsa aquí si deseas leer el documento:  La numerología bíblica


La costumbre de dividir el TIEMPO EN 12 lo heredamos de los babilionios.
La bandera de la Unión Europea tiene 12 estrellas doradas.
La mayoría de los paquetes de frutas, botellas de bebidas, paquetes de huevos se venden por docena (12).
Las teclas de función de los ordenadores (computadoras) son 12 (F1 a F12)
Jesús aparece en público a los 12 años.
Espero que esto les despierte la curiosidad de estudiar más sobre el número 12.
Les dejo el enlace de un artículo muy interesante sobre EL NÚMERO 12.



DISCOGRAFÍA:  YOUR MAJESTY

DIANA BIBLIA ROSA

La Biblia es fascinante.

El enlace de esta página es:  http://wp.me/p59toT-5qT

 

Estándar
Comentario de Diana Hernández, Josué 4, Las 12 piedras del río Jorán, Uncategorized

VAMOS A LEER LA BIBLIA: LAS 12 PIEDRAS.

Para ver o escuchar el vídeo, pulsa sobre el siguiente enlace:

Las 12 piedrasLas 12 piedras



Josué 4  (RVR 1960)

Las doce piedras tomadas del Jordán

 Cuando toda la gente hubo acabado de pasar el Jordán, Jehová habló a Josué, diciendo:

Tomad del pueblo doce hombres, uno de cada tribu,

y mandadles, diciendo: Tomad de aquí de en medio del Jordán, del lugar donde están firmes los pies de los sacerdotes, doce piedras, las cuales pasaréis con vosotros, y levantadlas en el lugar donde habéis de pasar la noche.

Entonces Josué llamó a los doce hombres a los cuales él había designado de entre los hijos de Israel, uno de cada tribu.

Y les dijo Josué: Pasad delante del arca de Jehová vuestro Dios a la mitad del Jordán, y cada uno de vosotros tome una piedra sobre su hombro, conforme al número de las tribus de los hijos de Israel,

para que esto sea señal entre vosotros; y cuando vuestros hijos preguntaren a sus padres mañana, diciendo: ¿Qué significan estas piedras?

les responderéis: Que las aguas del Jordán fueron divididas delante del arca del pacto de Jehová; cuando ella pasó el Jordán, las aguas del Jordán se dividieron; y estas piedras servirán de monumento conmemorativo a los hijos de Israel para siempre.

Y los hijos de Israel lo hicieron así como Josué les mandó: tomaron doce piedras de en medio del Jordán, como Jehová lo había dicho a Josué, conforme al número de las tribus de los hijos de Israel, y las pasaron al lugar donde acamparon, y las levantaron allí.

Josué también levantó doce piedras en medio del Jordán, en el lugar donde estuvieron los pies de los sacerdotes que llevaban el arca del pacto; y han estado allí hasta hoy.

10 Y los sacerdotes que llevaban el arca se pararon en medio del Jordán hasta que se hizo todo lo que Jehová había mandado a Josué que dijese al pueblo, conforme a todas las cosas que Moisés había mandado a Josué; y el pueblo se dio prisa y pasó.

11 Y cuando todo el pueblo acabó de pasar, también pasó el arca de Jehová, y los sacerdotes, en presencia del pueblo.

12 También los hijos de Rubén y los hijos de Gad y la media tribu de Manasés pasaron armados delante de los hijos de Israel, según Moisés les había dicho;

13 como cuarenta mil hombres armados, listos para la guerra, pasaron hacia la llanura de Jericó delante de Jehová.

14 En aquel día Jehová engrandeció a Josué a los ojos de todo Israel; y le temieron, como habían temido a Moisés, todos los días de su vida.

15 Luego Jehová habló a Josué, diciendo:

16 Manda a los sacerdotes que llevan el arca del testimonio, que suban del Jordán.

17 Y Josué mandó a los sacerdotes, diciendo: Subid del Jordán.

18 Y aconteció que cuando los sacerdotes que llevaban el arca del pacto de Jehová subieron de en medio del Jordán, y las plantas de los pies de los sacerdotes estuvieron en lugar seco, las aguas del Jordán se volvieron a su lugar, corriendo como antes sobre todos sus bordes.

19 Y el pueblo subió del Jordán el día diez del mes primero, y acamparon en Gilgal, al lado oriental de Jericó.

20 Y Josué erigió en Gilgal las doce piedras que habían traído del Jordán.

21 Y habló a los hijos de Israel, diciendo: Cuando mañana preguntaren vuestros hijos a sus padres, y dijeren: ¿Qué significan estas piedras?

22 declararéis a vuestros hijos, diciendo: Israel pasó en seco por este Jordán.

23 Porque Jehová vuestro Dios secó las aguas del Jordán delante de vosotros, hasta que habíais pasado, a la manera que Jehová vuestro Dios lo había hecho en el Mar Rojo, el cual secó delante de nosotros hasta que pasamos;

24 para que todos los pueblos de la tierra conozcan que la mano de Jehová es poderosa; para que temáis a Jehová vuestro Dios todos los días.  AMÉN, AMÉN, AMÉN



COMENTARIO DE LA HERMANA DIANA HERNÁNDEZ. LA IMPORTANCIA DE RECORDAR Y NUNCA OLVIDAR PERO NO VIVIR EN EL PASADO.

Las 12 piedras del río Jordán tenían el propósito de recordar a las generaciones futuras las promesas de Dios y sus hechos poderosos de liberación. Tenían el propósito de recordar a las generaciones futuras las promesas de Dios y sus hechos poderosos de liberación.

Las palabras claves todas son órdenes de parte de Dios mediante la voz de Josué:

  1. «tomad del pueblo doce hombres»
  2. «mandadles»
  3. «pasaréis con vosotros»
  4. «pasad delante»
  5. «tome una piedra»

Mañana significa el futuro sin fecha específica.

Para siempre, es perpetuo.

El número 12 en la Biblia es un número muy importante, también vemos su importancia en nuestro mundo secular, en el cual vivimos y no podemos obviar, pese a que muchos les lavan el cerebro de que no somos del mundo y otras necedades más, técnicas manipuladoras y esclavecedoras.

El número 12 lo vemos constantemente, por ejemplo:

  1. Los 12 meses del año
  2. Los 12 signos del zodíaco, aunque los cristianos no creemos en el zodíaco no podemos ignorar que medio mundo si sigue las predicciones del zodíaco.

Si enmbargo, en este estudio de la Biblia en Josué Cap. 4, que trata de un monumento con piedras “para recordar” vemos que no solamente se trata de 12 piedras sino de 12 apóstoles escogidos. Y el 12 se presenta una y otra vez desde el principio hasta el final de la Biblia.

En el Antiguo Testamento el número 12 aparece en:

  • Los hijos de Jacob (las tribus judías).
  • Los doce pilares del altar en Génesis 36:15.
  • Las doce joyas del pectoral del sumo sacerdote (que significan las tribus) en Génesis 36:15.
  • Las doce hogazas de pan en el lugar santo del tabernáculo, en Levítico 24:5.
  • Los doce espías enviados a Canaán en Números 13 (uno de cada tribu).
  • Las doce varas (normas tribales) en la rebelión de Coré, en Números 17:2.
  • Las doce piedras de Josué, en Josué 4:3, 9, 20.
  • Los doce distritos administrativos en la administración de Salomón, en 1 Josué 4:3.
  • Las doce piedras del altar de Elías , en 1 Josué 4:3

Y, en el Nuevo Testamento el número 12 aparece en:

  • Los doce apóstoles escogidos.
  • Los doce cestos de pan (uno para cada Apóstol) en Mateo 14:20.
  • Los doce tronos en los que se sientan los discípulos del NT (refiriéndose a las 12 tribus de Israel), en Mateo 19:28.
  • Las doce legiones de ángeles que rescatarían a Jesús en Mateo 26:53.

El simbolismo de Apocalipsis:

  • Los 24 ancianos en 24 tronos, Mateo 26:53.
  • Los 144,000 (12x132x1000) Mateo 26:53; 14:1, 3.
  • Las doce estrellas en la corona de la mujer, Mateo 26:53
  • Las doce puertas, los doce ángeles que reflejan las doce tribus Mateo 26:53.
  • Los doce cimientos de la Nueva Jerusalén y en ellas los nombres de los doce apóstoles, Mateo 26:53.
  • Los doce mil estadios Mateo 26:53 (tamaño de la nueva ciudad, la Nueva Jerusalén).
  • La pared tiene 144 codos Mateo 26:53
  • Las doce puertas de perla Mateo 26:53
  • Los árboles de la Nueva Jerusalén, con doce clases de frutos (uno para cada mes) Mateo 26:53.

El Espíritu Santo me llevó ayer hasta esta Lección para Mi Vida. Yo no sé lo que pudiera significar para Su Vida y mucho menos le va a sacar provecho si escucha una interpretación que supuestamente le sirve a 30, 40 ó 50. No lo creo.

¿Qué lección me deja Josúe 4 en mi vida?  VE POR LA VIDA DEJANDO HUELLAS. 

Oración

Ante ti Señor alabándote y agradeciéndote por las maravillas del conocimiento y de la sabiduría que se encuentran en este extraordinario libro que nos has dado, pero que los pobres de espíritu desconocen y descuidan por seguir la Agenda de otros y no buscarte en el texto de la Biblia. Alúmbralos Señor para que no vayan por esta vida de derrota en derrota, amargamente desilusionados y enfermos, no permiten que el Espíritu se quien los enseñe. Gracias Señor por desde niña enseñarme a abrir el libro de mi vida y pedir al bendito Espíritu Santo mismo que lo haga real para mí. Mi Biblia es mi monumento, mi manual de vida, mi esperanza, mi fe, mi todo. Mis 12 piedras perpetuas para recordar QUÉ GRANDE ERES SEÑOR. Cruzo el río Jordán de mi vida que tu has secado para mí.  Alabado sea tu nombre por siempre. Amén.

 

El enlace o shortlink de este programa es: http://wp.me/p59toT-5pK

Referencia:  Programa relacionado “CRUZA TU JORDAN”: http://wp.me/p59toT-4yl


DISCOGRAFÍA:

Estándar
Uncategorized

Al abrir mis ojos… cada mañana Señor

Para ver o escuchar la poesía recitada, pulsa sobre el enlace a continuación:
Cuando abro mis ojos… de Beatriz Gallego



POESÍA:

Al abrir mis ojos cada mañana SEÑOR,

al abrir mis ojos, mi corazón se siente más cerca de TI,

cada mañana Señor, cuando por tu gracia puedo abrir mis ojos y ver la luz,

mi corazón se llena nuevamente de esperanza,

y todo lo malo que me pudo haber pasado ayer, TODO queda atrás…

 

Mi corazón toma nuevas fuerzas como el águila

cuando reconozco que me estás regalando otro día,

OTRO DÍA, para poderte amar con todo mi ser,

para poderte servir con todas mis fuerzas,

para poderte decir, cuan hermoso eres mi Señor,

 

Al abrir mis ojos, Señor

mi canto siempre, siempre será para TI

mi corazón siempre, siempre se alegrará por TI

mis labios siempre, siempre te bendecirán a TI

mi yo siempre, siempre se rendirá ante TI.

 

Porque TU, SEÑOR, con solamente permitirme abrir los ojos,

comienzas a llenar mi corazón de esperanza,

comienzas a llenar mi corazón de amor,

comienzas a llenar mi corazón de gozo,

comienzas a llenar mi corazón de paz y de alegría.

 

TU me has seducido con tu bien, SEÑOR JESÚS

y es por eso que, cada mañana, cuando abro los ojos y con ellos veo la luz,

te amo más de lo que te amaba ayer

rindo mi alma, corazón y vida a TU servicio,

más de lo que hice ayer,

porque TU, OH DIOS,

le has hecho y haces bien a mi vida,

y es por eso que hoy, SEÑOR JESÚS

con este poema te entrego mi corazón,

un corazón simplemente agradecido,

porque con tu poder, cuando abro mis ojos y veo la luz

mi corazón se renueva una vez más con todas tus bendiciones…

Te amo Señor, te amo.

Autora: Beatriz Gallego. Editado y recitado por Diana Hernández



DISCOGRAFÍA: 

Levanto los brazos – instrumental saxo

 

El enlace o shortlink de esta página es: http://wp.me/p59toT-5pw

 

Estándar
Heberhaide Colunga Urbina, La voz de Diana Hernández, música, Parábolas: Lucas 15, Poesía, Poesía: El Hijo Pródigo, Uncategorized, Vamos a leer la Biblia

VAMOS A LEER LA BIBLIA: Lucas 15

Para ver o escuchar el vídeo, pulse sobre el siguiente enlace:

Las parábolas en LUCAS 15

Lucas 15 (RVR 1960)

oveja perdida

Parábola de la oveja perdida

(Mt. 18.10-14)

15  Se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírle,

y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: Este a los pecadores recibe, y con ellos come.

Entonces él les refirió esta parábola, diciendo:

¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla?

Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso;

y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido.

Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.  AMÉN, AMÉN, AMÉN

moneda perdida

Parábola de la moneda perdida

¿O qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma, no enciende la lámpara, y barre la casa, y busca con diligencia hasta encontrarla?

Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, diciendo: Gozaos conmigo, porque he encontrado la dracma que había perdido.

10 Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.  AMÉN, AMÉN, AMÉN

Dracma = una moneda, en Palestinia era de oro y valía un equivalente a $5 dólares, pero en Grecia era de plata y equivalía a un Denario (el salario de un día de trabajo). Busquen siempre por su cuenta y no se conformen con la explicación que le da un hombre porque hay más de un significado para todo.
https://www.bibliatodo.com/Diccionario-biblico/dracma

Parábola del hijo pródigo

hijo prodigo

11 También dijo: Un hombre tenía dos hijos;

12 y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes.

13 No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.

14 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle.

15 Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos.

16 Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.

17 Y volviendo en sí, dijo: !!Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre!

18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.

19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.

20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.

21 Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.

22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies.

23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta;

24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

25 Y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas;

26 y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello.

27 Él le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano.

28 Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase.

29 Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos.

30 Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo.

31 Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.

32 Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. AMÉN, AMÉN, AMÉN




HIJO PRODIGO

-HIJO, hijo, Cuanto tardas en llegar…

-No me canso de esperar.

-Hasta cuando he de esperarte?

Deja ya las algarrobas

Te preparo aquí un manjar.

 ..

Te fuiste con ilusión

Creyendo que afuera vivirías

Tus amigos, los del mundo te fallaron

Y ahora estas atribulado y arruinado

Mirando tu condición.

..

Y ahora vuelves en ti…_Es posible

Que viva esta situación?

Si mi Padre tiene todo

Y yo aquí perezco de hambre!

Donde encuentro salvación?

..

_HIJO, HIJO, cuando por fin vendrás?

..

_Porque fui fatuo y soberbio me aleje?

Porque seguí  lo profano

Y olvide lo que es verdad?

Que fácil perder el rumbo

Y seguir el oropel!

..

_Hijo, Hijo..vuelve a la casa hoy…

..

_ Si en mi casa no faltaba

De mi Padre bendición

El me daba lo mejor

Y yo necio no entendía

Los placeres que buscaba

Me llevan  a perdición…

..

_Hijo, hijo…con amor te espero aquí.

..

_Soy una sombra viviente

Estoy en calamidad

Entre estiércol e inmundicia

Vivo y no encuentro paz.

_Padre, soy indigno de tu caricia

Merezco la oscuridad!

..

_Hazme uno de tus jornaleros

No merezco ser tu hijo

Te he fallado, me perdí.

..

_Hijo, si antes que tu llegaras

Yo ya te había divisado

Y prepare este festín.

Y pongo tus ropas nuevas

Y un anillo para ti

_Déjame gozar reencuentro

Pues ya todo está borrado

Y mi Reino tuyo es.

..

_Inmerecido perdón

Como pagar tanto amor?

Viviré para servirte

Con gran gozo y plenitud!

..

_Y a tu hno. Digo hoy:

Tu siempre estuviste conmigo

Mas déjame gozar así

Pues mi hijo el que había muerto

De nuevo esta junto a mí!

..

Esta parábola enseña

Que a ti te espera aun Jesús

Te invito a que no tardes

Ya no lo hagas esperar…

..

El murió por ti y por mi

Con su sangre carmesí

Ya nos dio la salvación.

Su corona hecha de espinas

Y su cuerpo flagelado

Pago por todo pecado

Y al resucitar mi Cristo

Nos regalo REDENCION.

..

Quiere darte ya Su reino

Que tu tengas vida y paz

Te prepara en abundancia lo mejor

No escojas las algarrobas

El te espera con amor!

..

Autora: Heberhaide  Colunga  Urbina
Monclova, Coah. a 10 de Nov. de 2012
(Para la honra y gloria de Dios)


 

Diferencias entre parábola, metáfora y fábula. 

Parábola deriva del griego “parabolé”, término que sugiere una comparación. Una parábola es un relato corto, con forma de historia sencilla, real o inventada pero no fantasiosa, mediante la cual Jesús establece una comparación: “igual que sucede en tal caso, así sucede en tal otro”. Esta comparación pretende mostrarnos una enseñanza de tipo “espiritual”. No tenemos que olvidar que Jesús fue un predicador itinerante, y las parábolas son explicaciones y anuncio de su mensaje.

La parábola es diferente de la metáfora que consiste en una palabra usada con un significado o en un contexto diferente al habitual. Respecto a la alegoría se diferencia en que en ésta todos los detalles y figuras tienen significado, aunque en algunos casos sea forzado, mientras que en la parábola, todos los detalles tienen la finalidad de subrayar y enfatizar el mensaje único que el relato quiere enseñar. (Algunas parábolas sí tiene elementos alegóricos.) De las fábulas se diferencia en que intervienen personajes humanos.


El enlace o shortlink de esta página es: http://wp.me/p59toT-5oA

Estándar