Ayuno de Daniel, Biblia: Libro de Daniel, Daniel 4, Poesías de Pedro C. Moreno, Rey Nabucodonosor, Libro de Daniel, Uncategorized

MEDITACIÓN 6 de 21. CAPÍTULO 4 DEL AYUNO DE DANIEL.

Para escuchar o ver este programa, pulsa sobre los enlaces siguientes:

 


IV AYUNO DE DANIEL INTERACTIVO MUNDIAL
1-8 de agosto de 2017 (7 días)

Muy buenos días mis Amados. Llegamos al 7º día del Ayuno con esta Meditación.

Locura es… odiar todas las rosas porque una te arañó.

Locura es… entregar todos lo sueños porque uno no se realizó.

Locura es… perder la fe en todas las oraciones porque una no fue atendida.

Locura es… desistir de todos los esfuerzos porque uno de ellos fracasó.

Locura es… condenar a todas las amistades porque una te traicionó.

Locura es… no creer en ningún amor porque uno de ellos te falló.

Locura es… tirar afuera todas las oportunidades de ser feliz porque una tentativa no se realizó.

Espero que en tu caminar no cometas alguna locura.

(Editado por Diana Hernandez, la original es de Renuevo en Plenitud).

Pulsa sobre el enlace para escuchar la meditación separada: ¿Qué es locura?


¡Buenos días Ayunantes! Felicidades porque hoy se cumplen los primeros 7 días del Ayuno. Algunos cumplirán sus metas hoy mientras que otros seguirán hacia la segunda semana con Dios.  Aunque usted lo haga por medio día, todo lo que haga, Dios se lo recibirá como su mejor esfuerzo.

Bienvenidos Todos a Biblia y Poesía. Estamos cursando el IV Ayuno de Daniel Interactivo Mundial. Comenzamos 16, 15 más yo, no sé si terminaremos con más o con menos gente, pero casi que les puedo garantizar que una llegará hasta el final con la mirada puesta en Cristo.

Resumen de los programas anteriores.

Recordando que en el Capítulo 1, Daniel y sus 3 amigos fueron llevados a Babilonia como una clase de “esclavos” para capacitarlos por sus dones — ellos no eran 4 hombres cualquiera sino especiales — para que fueran consejeros sabios del Rey Nabucodonosor.  Este entrenamiento o educación iba a ser de 3 años instensos. En eso, Daniel no quiso contaminarse con la comida del palacio y pidió se les dejara llevar su dieta de legumbres y agua. Todo está guardado en el Blog. No obstante, cuando fueron llevados ante el Rey, éste notó una diferencia marcada entre estos hombres y los otros que comian y bebian de lo mejor del palacio. Entonces cuando el Rey se enteró de lo que consistía su dieta y régimen total de vida (lifestyle) supo que eran más sabios que los demás y los reconoció como tal.  Ya en el Capítulo 2 el Rey tiene un sueño algo horroroso con una estatua y el único que pudo “ver” el sueño del Rey y analizar el sueño fue Daniel mediante la unción que Dios le dio, dejando como mentirosos a los sabios y adivinos que el Rey había estado manteniendo. Con esto el Rey pudo conocer el Dios de Daniel y reconoció que era el Dios de los Cielos, el Dios de los Santos.  El sueño se trataba de una estatua que representa las Naciones y sus imperios y de eso se va a tratar más adelante en el Libro.  El Capítulo 2 está guardado en el Blog.  Capítulo 3. No obstante la admiración del Rey hacia el Dios de Daniel, éste construyó una estatua de oro y emitió un Edicto de que todos tenían que adorar la estatua al llamado del Rey, no solamente en Babilionia sino gentes de todas las Colonias del Rey. Tenían que comparecer y adorar la estatua que era sinónimo de adorar el Rey. Siempre hay personas chismosas que quieren destruir todo lo bueno y los Amigos de Daniel no estubieron exemptos de esto.  Los envidiosos pusieron una denuncia ante el Rey que “los judíos” no estaban obedeciendo el mandato por lo que fueron arrojados en un horno de fuego. Era tal su convicción que prefirieron morir quemados que adorar a Dioses paganos. Un milagro ocurrió y fue que los guardias que arrojaron a los 3 al fuego murieron de solo arrimarse al horno mientras que los 3 caminaban dentro del horno desatados y con un 4º que parecía un ángel. El Rey mandó a salir a los 3 del hornos, el ángel regresó de donde vino y los 3 fueron exaltados por el Rey por su convicción y fe, y una vez más el Rey reconoció el poder del Dios que actúa, el Dios de Daniel y sus Amigos. Todo está guardado en el Blog.

Después de este resumen, continuamos con el Libro profético de Daniel.

IDENTIFICACIÓN DEL MINISTERIO: Les recuerdo y para los nuevos: Biblia y Poesía es un Movimiento basado en el Ministerio del mismo nombre que es un ministerio poético, cristiano, de amor, sin denominación y es PARA TODOS. Biblia y Poesía no hace ni nunca hará acepción de personas ni de creencias. Mis comentarios no se basan en doctrina, teología, teoría, sistema, religión, secta, ni nada que pueda interferir con la unción del Espíritu Santo que mora en mí y el propósito de estos programas son mi Testimonio personal de lo que Dios y la Biblia han hecho toda la vida en mí, si en algo yo les sirvo entonces úsenme.

 

004

BIBLIA Y COMENTARIO, CAPÍTULO 4

Daniel 4 (RVR 1960)

La locura de Nabucodonosor

 Nabucodonosor rey, a todos los pueblos, naciones y lenguas que moran en toda la tierra: Paz os sea multiplicada.

Conviene que yo declare las señales y milagros que el Dios Altísimo ha hecho conmigo.

!!Cuán grandes son sus señales, y cuán potentes sus maravillas! Su reino, reino sempiterno, y su señorío de generación en generación.

Yo Nabucodonosor estaba tranquilo en mi casa, y floreciente en mi palacio.

Vi un sueño que me espantó, y tendido en cama, las imaginaciones y visiones de mi cabeza me turbaron.

Por esto mandé que vinieran delante de mí todos los sabios de Babilonia, para que me mostrasen la interpretación del sueño.

Y vinieron magos, astrólogos, caldeos y adivinos, y les dije el sueño, pero no me pudieron mostrar su interpretación,

hasta que entró delante de mí Daniel, cuyo nombre es Beltsasar, como el nombre de mi dios, y en quien mora el espíritu de los dioses santos. Conté delante de él el sueño, diciendo:

Beltsasar, jefe de los magos, ya que he entendido que hay en ti espíritu de los dioses santos, y que ningún misterio se te esconde, declárame las visiones de mi sueño que he visto, y su interpretación.

Comentario:

Noto aqui varias cosas. Primero que el que habla es el Rey Nabucodonosor. Este Rey perturbado desea PAZ. Ese es su primer deseo. Ora por la PAZ. Ha recibido “señales” de parte del Dios Altísimo, se sobreentiende que es el Dios de los Cielos, el Dios de Daniel. Lo describe como REINO SEMPITERNO o “perpetuo” que no tendrá fin. El Rey dice haber estado tranquilo y feliz cuando tuvo un sueño, un segundo sueño que lo perturbó sobremanera. Una vez más mandó a llamar a sus sabios, astrólogos, caldeos (gente de Caldea), y adivinos pero una vez más éstos no pudieron descifrar el sueño igual que la primera vez. Obviamente el Rey los estaba probando porque ya había fracasado con ellos en su primer intento. A Daniel lo nombró “jefe de los magos” nosotros sabemos que Daniel era un profeta de Dios.  Le cuenta a Daniel su sueño y le pide que le interprete ese sueño que una vez más y con más intensidad lo perturba.

10 Estas fueron las visiones de mi cabeza mientras estaba en mi cama: Me parecía ver en medio de la tierra un árbol, cuya altura era grande.

11 Crecía este árbol, y se hacía fuerte, y su copa llegaba hasta el cielo, y se le alcanzaba a ver desde todos los confines de la tierra.

12 Su follaje era hermoso y su fruto abundante, y había en él alimento para todos. Debajo de él se ponían a la sombra las bestias del campo, y en sus ramas hacían morada las aves del cielo, y se mantenía de él toda carne.

13 Vi en las visiones de mi cabeza mientras estaba en mi cama, que he aquí un vigilante y santo descendía del cielo.

14 Y clamaba fuertemente y decía así: Derribad el árbol, y cortad sus ramas, quitadle el follaje, y dispersad su fruto; váyanse las bestias que están debajo de él, y las aves de sus ramas.

15 Mas la cepa de sus raíces dejaréis en la tierra, con atadura de hierro y de bronce entre la hierba del campo; sea mojado con el rocío del cielo, y con las bestias sea su parte entre la hierba de la tierra.

16 Su corazón de hombre sea cambiado, y le sea dado corazón de bestia, y pasen sobre él siete tiempos.

17 La sentencia es por decreto de los vigilantes, y por dicho de los santos la resolución, para que conozcan los vivientes que el Altísimo gobierna el reino de los hombres, y que a quien él quiere lo da, y constituye sobre él al más bajo de los hombres.

18 Yo el rey Nabucodonosor he visto este sueño. Tú, pues, Beltsasar, dirás la interpretación de él, porque todos los sabios de mi reino no han podido mostrarme su interpretación; mas tú puedes, porque mora en ti el espíritu de los dioses santos.

 Hasta aquí el sueño. El sueño era el sueño nadie puede añadir ni restar a lo que él cuenta que soño, pero lo más notable es que el Rey reconoce que los susodichos Sabios no lo son, porque Daniel es sabio porque mora en él el Espíritu de los Dioses Santos.  Tenemos que recordar que el Rey era pagano y creía en “muchos” dioses, mientras que Daniel creía en un sólo Dios.
Para entender a muchos hay que ponerse en su lugar. Y eso debe ser algo que les deje esta lección. Daniel no era de la misma religión, sin embargo, siempre estaba dispuesto a ayudarlo, siempre y cuando el Rey respetara a su Dios.

El respeto mutuo es lo que falta hoy en día. Yo no estoy cómoda en “servicios religiosos” donde se les tira a otras religiones y estado en muchas de ellas. Y por eso ya no estoy. Con el odio que estos religiosos hablan de otras religiones en mi vida no tienen ningún lugar, nada de lo que digan después tiene validez para mí y me alejo lo más posible de sus alcances “diabólicos”. 

19 Entonces Daniel, cuyo nombre era Beltsasar, quedó atónito casi una hora, y sus pensamientos lo turbaban. El rey habló y dijo: Beltsasar, no te turben ni el sueño ni su interpretación. Beltsasar respondió y dijo: Señor mío, el sueño sea para tus enemigos, y su interpretación para los que mal te quieren.

20 El árbol que viste, que crecía y se hacía fuerte, y cuya copa llegaba hasta el cielo, y que se veía desde todos los confines de la tierra,

21 cuyo follaje era hermoso, y su fruto abundante, y en que había alimento para todos, debajo del cual moraban las bestias del campo, y en cuyas ramas anidaban las aves del cielo,

22 tú mismo eres, oh rey, que creciste y te hiciste fuerte, pues creció tu grandeza y ha llegado hasta el cielo, y tu dominio hasta los confines de la tierra.

23 Y en cuanto a lo que vio el rey, un vigilante y santo que descendía del cielo y decía: Cortad el árbol y destruidlo; mas la cepa de sus raíces dejaréis en la tierra, con atadura de hierro y de bronce en la hierba del campo; y sea mojado con el rocío del cielo, y con las bestias del campo sea su parte, hasta que pasen sobre él siete tiempos;

24 esta es la interpretación, oh rey, y la sentencia del Altísimo, que ha venido sobre mi señor el rey:

25 Que te echarán de entre los hombres, y con las bestias del campo será tu morada, y con hierba del campo te apacentarán como a los bueyes, y con el rocío del cielo serás bañado; y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que conozcas que el Altísimo tiene dominio en el reino de los hombres, y que lo da a quien él quiere.

26 Y en cuanto a la orden de dejar en la tierra la cepa de las raíces del mismo árbol, significa que tu reino te quedará firme, luego que reconozcas que el cielo gobierna.

27 Por tanto, oh rey, acepta mi consejo: tus pecados redime con justicia, y tus iniquidades haciendo misericordias para con los oprimidos, pues tal vez será eso una prolongación de tu tranquilidad.

He ahí la interpretación de Daniel. A esa ni se le añada ni se le reste. Lo más notable en la interpretación de Daniel fue su “ternura”. La interpretación de Daniel muestra la actitud misericordiosa de Dios aun ante paganos arrogantes, así como su deseo de que los poderes del mundo reconozcan su soberanía. Esto no solo se ve en las grandes potencias como Hitler, Fidel Castro, y otros dictadores en España, la República Dominicana, Chile, sino en la vida cotidiana y hasta en las Iglesias y Ministerios donde los líderes abusan de los creyentes. Hasta en eso hay soberbia, hay orgullo, hay maldad… y esos líderes CAEN.  He conocido Iglesias con éxodos masivos donde el líder arrogante se ha quedado hablandole a las paredes y no necesitaba micrófono porque la Iglesia estaba tan vacía que su voz hacía eco.

Daniel sí comprendió el sueño de Nabucodonosor, pero se quedó pasmado. Él sabía exactamente el destino que le esperaba al Rey, pero su caída lo perturbó. Daniel, un profeta, un hombre de Dios, sintió compasión por la condenación del Rey y profundamente angustiado por el destino de Nabucodonosor, culpable de la destrucción de su propia vida, casa y hasta de su nación? Dios podía utilizar a Daniel en esto porque vio que Daniel no lo odiaba por lo que les había hecho. Muy a menudo cuando alguien nos hace daño, se nos hace muy difícil olvidar el pasado. Probablemente hasta nos alegremos de que esa persona sufra. Pero Daniel nos demuestra que al Rey reconocer quien era Daniel, qué podía hacer Daniel vs. sus sabios, quien era el Dios de Daniel, Daniel reconoció que el Rey en su torpe interpretación estaba arrepentido, asustado y afligido, y le fue fácil perdonarlo. Perdonar es dejar el pasado atrás pero este tipo de perdón requiere una CONFESIÓN, UN ARREPENTIMIENTO, Y UN RECONOCIMIENTO. ¿Puede usted llegar a amar a alguien que lo ha herido? Sí, se puede. Pero solamente cuando el infractor está listo a hacer lo que Dios requiere, porque Dios lo va a humillar en su soberbia, Dios lo va a quebrar en su orgullo, Dios va a suplir una sola persona que lo va a ayudar, y esa persona es la misma persona a quien el infractor le hizo daño.  El Rey sacó a Daniel y a sus amigos de sus tierras para convertirlos en esclavos en otra tierra, no obstante en la Otra Tierra les esperó una posición de respeto, más que la de su tierra. Lo mismo pasó con José y el Faraón.

Usted no se angustie porque alguien no le aprecie, no le reconozca, no le pida perdón, porque Dios quebrará esa vida hasta las últimas consecuencias y hasta que ¡Quizá Dios pueda utilizarlo a USTED de una manera extraordinaria en la vida de esa persona! USTED ES EL CASTIGO Y LA SOLUCIÓN PORQUE DIOS ASÍ LO QUISO.

Nabucodonosor era un rey poderoso que se creyó divino, más Dios demostró que era un hombre común ni más que usted ni menos que yo. Dios humilló a Nabucodonosor para demostrar que solamente El, no Nabucodonosor, era el Señor de las naciones. El orgullo quizás sea una de las tentaciones más peligrosas. No deje que tus triunfos te hagan olvidarte de Dios. Recuerden el destino de LUCIFER, el demonio del orgullo que vive en usted. Lucifer se convirtió en Satanás como persona (por llamarle algo), pero el espíritu de Lucifer es ese demonio que reside en usted. Y donde hay pecado no puede estar el Espíritu Santo.

Daniel rey bestia

Daniel 4:25 Que te echarán de entre los hombres, y con las bestias del campo será tu morada, y con hierba del campo te apacentarán como a los bueyes, y con el rocío del cielo serás bañado; y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que conozcas que el Altísimo tiene dominio en el reino de los hombres, y que lo da a quien él quiere. Amén, Palabra de Dios.

Todo gobierno humano se someterá a la trascendente autoridad del Dios vivo, ya sea personal o gubernamental, ya sea eclesiástico o relacional.  El orgullo y la soberbia te convierten en un “animal” que si lo tiran al piso come “yerba” y te dirán “burro, salvaje, monstruo” y lo perderás todo: perderás tu hogar, perderás tu familia, perderás todo, por 7 tiempos — 7 años de Dios — no los cuentes en 12 meses por año, el tiempo de Dios es laaargooo. Hasta que te doblegues y reconozcas quien es el DIOS QUE TE VE, quien domina sobre ti, y quien da y quien quita como quiere. Te lo da pero igual te lo quita. No lo olvides nunca, ni te creas superior, porque TORRES MAYORES QUE TU HAN CAÍDO. HAY TIENES A LAS TORRES GEMELAS DE NUEVA YORK, LAS ESTRUCTURAS MÁS ALTAS DE LA CIUDAD MÁS IMPORTANTE DEL MUNDO, HECHAS TRIZA ANTE LOS OJOS DEL MUNDO.

La Conversión de Nabucodonosor no tiene precedente. Daniel te recuerda que:

  1. Cambies tus iniquidades con los oprimidos – los que abusaste – en misericordias. Reemplaza cada cosa mala por una buena. Eso te brindará tranquilidad.
  2. Recuerda que “nada” es para siempre. Tu reino – lo que sea – te será quitado. Así es que si maltratas a una esposa, terminarás divorciado. Si maltratas a un hijo, te buscarás un enemigo. Si maltratas a un amigo, te quedarás entre gente que te abusa a ti, te quieren por interés, y te tratan con hipocresía. Lo perderas todo.
  3. Con las bestias del campo morarás. Sabe Dios con qué animal te tocará vivir: un perro, un gato, un pájaro o un pez. Todo menos tu familia. Se te quitará hasta lo que engendraste.
  4. Nabucodonosor comió “tierra” y se arrastró por el campo junto a las bestias. Hasta que humillado hasta lo último alzó los ojos al cielo e hizo lo correcto “reconoció, admitió, aceptó, pidió perdón, y se sometió”.
  5. ¿Qué haces? Contéstate a ti mismo(a). Si no haces, irás de mal en peor.
  6. Pero si haces… pero SI SE HUMILLARA MI PUEBLO… igual que al Rey todo se te devolverá con recompensa.  Las mayores son: DIGNIDAD Y PAZ.
  7. Nabucodonosor se rindió, aprendió, aceptó, se humilló y respondió “Ahora Yo Nabucodonosor alabo, engrandezco y glorifico al Rey del cielo, porque todas sus obra son verdaderas, y sus caminos justos; y ÉL “puede” y de hecho ÉL “hace” porque Dios es un Dios que obra, no es un Dios inerte, Dios HUMILLA A LOS QUE ANDAN CON SOBERBIA.

 

El Espíritu Santo me dice que… El corazón del Rey no obstante 3 revelaciones anteriores todavía estaba lleno de orgullo. El Rey no había subordinado su propio reino al reino de Dios, quien lo enfrenta con su propio orgullo y la desmesurada exaltación de su reinado. Dios lo presenta como un frondoso árbol, símbolo del monarca y su dinastía. El árbol es el Rey y su reinado.
Para Dios no basta que Nabucodonosor alabara al Dios de Daniel, porque no creía plenamente en El ya que no se sometía únicamente a El. Y esto lo vemos a diario en las Iglesias, gente que utilizan un vocabulario de Iglesia, pero en el fondo no creen en Dios ni le obedecen. Preguntate a ti mismo(a) ¿Hasta qué punto tus creencias están a la par de tu obediencia? Gente sentada en un banco por obligación los domingos no se traduce en gente de Dios.

El nombre nuevo de Daniel es Beltsasar que significa «Bel proteja su vida». Bel era el principal dios babilonio.

daniel nombre

El Rey vio que “un vigilante y santo descendía del cielo”.  El significado de vigilante es ángel designado a cumplir misiones especiales encomendadas por el Señor. Puedes leer sobre “Ángeles” en el Blog, hay varios programas sobre la misión de los ángeles.

De nuevo, si quieres entender a alguien, ponte en su lugar. Los babilonios creían en vigilantes, como qu eran seres espirituales que cuidaban el universo. Nabucodonosor explicó que vió a estos mensajeros anunciando lo que le sucedería a él y el por qué. Esto me dice a mí que la CONSCIENCIA de Nabucodonosor le robaba PAZ. Porque recuerden que todo mal que hagan, por dentro de ustedes sigue caminando y Dios te doblegará, te humillará hasta que lidies con ese “demonio” del orgullo y de la soberbia, ni más ni menos que hizo con Nabucodonosor. Recuerden esto: ANTES DE LA CAÍDA VIENE EL ORGULLO. Ya para cuando el orgullo se deja ver, te estás cayendo.

28 Todo esto vino sobre el rey Nabucodonosor.

29 Al cabo de doce meses, paseando en el palacio real de Babilonia,

30 habló el rey y dijo: ¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?

31 Aún estaba la palabra en la boca del rey, cuando vino una voz del cielo: A ti se te dice, rey Nabucodonosor: El reino ha sido quitado de ti;

32 y de entre los hombres te arrojarán, y con las bestias del campo será tu habitación, y como a los bueyes te apacentarán; y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que reconozcas que el Altísimo tiene el dominio en el reino de los hombres, y lo da a quien él quiere.

33 En la misma hora se cumplió la palabra sobre Nabucodonosor, y fue echado de entre los hombres; y comía hierba como los bueyes, y su cuerpo se mojaba con el rocío del cielo, hasta que su pelo creció como plumas de águila, y sus uñas como las de las aves.

34 Mas al fin del tiempo yo Nabucodonosor alcé mis ojos al cielo, y mi razón me fue devuelta; y bendije al Altísimo, y alabé y glorifiqué al que vive para siempre, cuyo dominio es sempiterno, y su reino por todas las edades.

35 Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada; y él hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces?

36 En el mismo tiempo mi razón me fue devuelta, y la majestad de mi reino, mi dignidad y mi grandeza volvieron a mí, y mis gobernadores y mis consejeros me buscaron; y fui restablecido en mi reino, y mayor grandeza me fue añadida.

37 Ahora yo Nabucodonosor alabo, engrandezco y glorifico al Rey del cielo, porque todas sus obras son verdaderas, y sus caminos justos; y él puede humillar a los que andan con soberbia.

Muy pronto: “Demonios Terrenales” el orgullo, la soberbia son dos de ellos. La lista es larga y llevará posiblemente el resto del año completarla. Yo no tengo apuro ¿está apurado usted?

Hasta mañana mis amigos… los dejo con una poesía del Amigo “Pedro C. Moreno”, música y oración.  La dicté separada para que el autor la pueda usar sin el programa.

Los amo.

066



PARTE 2. La poesía de Pedro C. Moreno.

Son importantes los sueños, y es placentero hacer uso de ellos.
Dormidos o despiertos.
Nutre al Alma soñar, siempre debemos tener algún que otro sueño de reserva para cualquier emergencia, porque solo envejecen aquellos que renunciaron hacerlo.
Mis sueños son míos, no los comparto y a muy pocas personas cuento.
Sueño poco o casi no sueño, pero cuando lo hago son muy diversos; desde desgracias enormes hasta donde realizo algún deseado sueño.
Pero hay un sueño que es nuestro, que nos pertenece a ti y a mi, porque lo hemos moldeado solos y a nuestro gusto.
Único por hermoso e intenso.
Bello sueño este.
Sueño que, como bálsamo maravilloso, cura las laceraciones del alma y elimina el dolor del pecho.
Bello sueño el nuestro.
Y cuando un sueño se convierte en anhelo, es una inyección de vida pura y sana, que engrasa los deseos y pone luz a los pensamientos.
Gracias Vida por permitir el disfrute de este sueño; dormido o despierto.

Pedro C. Moreno

Pueden visitar al autor en Facebook y otros sitios literarios en Internet. 


El enlace de esta página es: http://wp.me/p59toT-5e8

Ven, Señor, No tardes más de FLOR Y CANTO:

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s