Comentario de Diana Hernández, Hombres de la Biblia: Zaqueo, La voz de Diana Hernández, Lucas 19: Zaqueo y Jesús, Uncategorized, Vamos a leer la Biblia

BIBLIA Y POESÍA, SERIE: HOMBRES DE LA BIBLIA, ZAQUEO (Hombres 1-2018)

Para escuchar o ver el vídeo, pulsa sobre el enlace:

Serie Hombres de la Biblia 1-2018 ZAQUEO

BIBLIA:

Jesús y Zaqueo Lucas 19:1-10 (RVR1960)

19  Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad.

Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico,

procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura.

Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí.

Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa.

Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso.

Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a posar con un hombre pecador.

Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado.

Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham.

10 Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

AMÉN.


Comentario de la Hermana Diana Hernández.

DIOS HACE MILAGROS, IGUAL QUE CON ZAQUEO, DIOS PUEDE HACER UN MILAGRO EN TI. 

milagros

Me gusta el personaje de Zaqueo porque Zaqueo no era rico por casualidad sino porque era un hombre de actos, actos malos o buenos, pero actos.  Igual que Jesús, yo detesto a los vagos, a los codependientes, a los inútiles.

¿Por qué digo que Zaqueo era un hombre de actos? La Biblia en blanco y negro dice que Zaqueo siendo un hombre bajito y detrás de una multitud de gente de probablemente estatura normal, no podía ver a Jesús por lo tanto decidió encaramarse en un Sicomoro, un árbol alto y frondoso. Muy inteligente de su parte.

Zaqueo obviamente no estaba preocupado de lo que la gente pensara de él ni trató de hacer escusa. Diariamente leo en Facebook gente dando excusa por una cosa o por otra, nada detesto más, pues nadie se la ha pedido, y al dar escusa, están — de hecho — admitiendo algo que posiblemente nadie había ni siquiera notado.  Eso viene de no tener confianza en sí mismo.  Zaqueo obviamente la tenía.

Si Zaqueo se hubiese sentado a quejarse porque era de corta estatura y … ¿cómo iba a ver a Jesús cuando pasara? Yo quizás hoy no estuviera perdiendo mi tiempo con él.

La mayor lección que esta lectura tiene para mi vida es que Zaqueo pensó en ver a Jesús cuando todo el tiempo Jesús lo había visto a él.  Por eso, porque estaba consciente de él, le dijo “BAJA” y añadió la razón … porque necesito parar en tu casa, POSAR es alojarse que incluye estancia y comida.  Usar su casa de “posada”.

Pero quizás hasta ahí se queden las susodichas clasesitas Bíblicas, pero hay más y aún más importante:

Ni Zaqueo hizo que Jesús lo viera trepándose en un árbol, ni Jesús necesitaba “esa” casa en particular, la lección está en los versículos 9 y 10.

Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham.

10 Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Un hombre perdido llevado por la avaricia, atropelló a un pueblo y le quitaba a los pobres para darle a los ricos y de esta forma también se hacía rico a sí mismo.  Nada malo con ser rico, OJO con lo que dicen por ahí las Iglesias, si usted se hace rico por herencia legítima o porque es superdotado, esa es una riqueza merecida.

Zaqueo fue probablemente más sincero que todos los demás en el camino de Jesús, los murmuradores (como es todavía en el 2018),

Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado.

¡OH GLORIA! Un hombre que reconoce y admite su falta, un hombre capaz de restaurar el mal hecho, un hombre pequeño de estatura pero grande en condiciones.  Un hombre que Jesús sabía era digno de salvar, y así lo hizo.

¿Por qué de tanta gente supuestamente “buena” Jesús quizo irse con él.  Jesús también tenía una misión, salvar un alma del pecado, porque vio su corazón y supo que en el fondo Zaqueo no era malo — como murmuraban — sino que estaba equivocado, y vino a enderezar mesa.

A todos esos que se la pasan “pidiendo permiso” y “dándo excusas” y lamentándose porque este o aquel, mirénse en Zaqueo y hagan algo para corregir la senda.  Lo otro que me llama la atención es que ZAQUEO SE PUSO DE PIE COMO LO HACE UN HOMBRE.  No mandó a un mensajero ni inventó excusas infundadas, sino que se declaró culpable de fraude y por ende iba a restaurar por 4 todo lo mal habido. No excusas, sino actos.

ZAQUEO FUE UN HOMBRE DE ACTOS. Que lo haya usado por un tiempo para mal, no quita.  Eventualmente lo usó para bien.  Así Jesús lo reconoció y lo eligió a él para hacer su misión en esa.

Si ya has pasado mucho tiempo de tu vida haciendo mal, y haciendo excusas, es hora que te pares, reconozcas, y con confianza en el Dios de tu salvación, gires el rumbo de tu destino. Dios sabe lo que necesitas… la fuerza de su Espíritu.

OH ZAQUEO… UN HOMBRE DE ACTOS ¡QUÉ MARAVILLA!  ESTATURA PEQUEÑA PERO MÉRITO GRANDE.


DIANA BIBLIA ROSA

Qué me deja esta lección a MI personalmente.

Palabras y Frases claves:

LUCAS 19:1  Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad.

Jesús no estaba paseando por Jericó, ni fue allí de compras, iba a predicar y a buscar a almas necesitades.  Jericó a 12 km. de Jerusalén, ciudad de las palmeras, sabía que allí había gente con necesidad.  Jesús sale a buscar… ¿Está la iglesia encerrada en una concha en una caja, o sale a buscar a los necesitados? 

Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico,

Los publicanos eran rechazados porque le quitaban el dinero del pueblo de Dios y se lo daban a los romanos.  Obviamente, obtenía buenas condiciones porque era rico. Pero era rico con bienes mal habidos. 

procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura.

Esto quizás tiene que ver que no era una persona que había alcanzado la estatura del hombre perfecto.  La gente se queda en el que él era enano, no así.  Enano y bajo de condiciones.  Hay hombres altos bajos de condiciones. 

Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí.

Un sicomoro es un árbol muy frondoso parecido a una higuera, un árbol gigante.

sicomoro

Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa.

Zaqueo quizo ver a Jesús pero ya Jesús le había visto a él.  Jesús reconoció su esfuerzo por verlo… y le dijo BAJA. El texto no dice que ZAQUEO VIO A JESÚS SINO QUE JESÚS VIO A ZAQUEO. Jesús te encuentra, tu no puedes salirle al paso, ÉL te encuentra a ti. 

¿Estás haciendo el esfuerzo?  ¿Estás dispuesto a subirte a un sicomoro si fuese necesario?  O estás incado orando esas oraciones que Dios no escucha porque no van acompañadas de ningún esfuerzo. No, Dios no está sordo, simplemente no te cree, no ve nada de tu parte que demuestre un esfuerzo por verle y sentirle. 

Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso.

¿Bajarse de dónde? … de tu arrogancia, de tu orgullo, de tu prepotencia, de dónde tienes que bajarte… Bájate de esa nube.  

Zaqueo bajó pero bajó rápidamente, no al cabo de los 20 años, al instante… al llamado.  Y con alegría. 

RÁPIDA Y ALEGREMENTE. 

Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a posar con un hombre pecador.

La casa de Zaqueo no es una casa de ladrillos y cemento sino Jesús quizo entrar en “su corazón” en su casa… ¿Cuánto tiempo lleva Jesús diciéndote “quiero entrar en tu casa?”

Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado.

Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham.

No te lo pierdas.  Hay un tiempo para todo.  Si te pierdes el HOY quizás para ti no halla un mañana. El Señor te quiere ¡HOY! Quiere hospedarse en tu corazón. No hay segundas oportunidades. 

10 Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Ábrele que está tocando, ya te vio, quiere entrar a morar en tu corazón, quiere ser el dueño de tu vida.  Jesús hará un milagro, cuanto de bajes, allá arriba no va a pasar nada. Ni siquiera lo viste, ÉL te VE a ti. 

 

ORACIÓN:
Derrama el fuego de tu Espíritu sobre todos, igual que hiciste con Zaqueo, dirige nuestro vivir y nuestro actuar, sálvanos Señor, sálvanos…. Amén

Señor vénce en mí en los miedos y en las dudas de mi alma y en aquello que me impide amar, quiero perderme en tu bondad. 

humildad

Dile a alguien hoy… YO TE AMO, quizás seas el único que se lo digas. 

Hna. Diana

DISCOGRAFÍA:

Para escuchar la música, pulsa sobre el enlace.

Haz un milagro en mi – Zaqueo

PISTA, haz un milagro en mí


El enlace corto de esta página es: https://wp.me/p59toT-5×8

 

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s