La voz de Diana Hernández, Poesía, Romance, Uncategorized

ROMANCE EN NAVIDAD #7 de 12. POESÍA “DIOS”

Para escuchar la poesía en la voz de DIANA HERNÁNDEZ, pulse sobre el enlace aquí: 

DIOS

A MI QUERIDO JOSÉ ANTONIO CALCAÑO

Para escuchar la poesía en la voz de Diana Hernández, pulse sobre el enlace:

Abigail Lozano —venezolano, 1821-1866

Parnaso Venezolano, pp 198-199

 

¡Señor! en el murmullo lejano de los mares

Vibrar oí tu acento con noble majestad;

Oídlo susurrando del monte en los pinares;

Oídlo en el desierto cual ronca tempestad.

Tu voz cruza en las brisas, y en el perfume leve

Que brota a los columpios de la silvestre flor;

Tu sombra entre las aguas magnífica se mueve;

Tu sombra, que es tan solo la inmensidad, Señor.

 

Tú diste a la esperanza las formas de una fada;

Purísima inocencia le diste a la niñez;

Si diste sed al hombre, le diste la cascada;

Si hambre, dulces frutos de grata madurez.

 

Tu diste a la montaña su soledad augusta,

Su sombra gigantesca, su religiosa paz;

El estampido al trueno, que al corazón asusta;

Su brillo a las estrellas, reflejo de tu faz.

 

Tú distes a esas bellas, dulcísimas sirenas

(Visiones de tus sueños, con formas de mujer)

Las brisas por suspiros, las flores por melenas,

Corales para el labio de hermoso rosicler.

 

Y diste al hombre acentos para cantar tu hosanna

Cuando la negra noche le pide una oración;

Mas calla el hombre entonces; — por eso en la mañana

Los pájaros te ofrecen universal canción.

 

Tú hiciste esas playas que ciñen los contornos

del mar, que en vano intenta salir de su nivel;

Y diste al Cotopaxi sus inflamados hornos,

Que imitan los horrores del antro de Luzbel.

 

Tu nombre en el espacio lo escriben los cometas

con cifras misteriosas que el hombre no leyó,

Porque jamás supieron ni sabios ni profetas

El inmortal arcano que en ellas se ocultó.

 

¡Jehova!…dicen las brisas;

¡Jehova!…dice el torrente;

¡Jehova! dicen los Andes,

y el huracán, ¡Jehova!

 

Y todas las criaturas te llevan en su mente,

Porque doquier impreso tú santo nombre está.

 

Yo sé que tú inflamaste los soles del vacío;

que sólo el derramado, sonoro y ancho mar,

con sus gigantes voces podrá, no yo, Dios mío,

al son de las borrascas tu gloria celebrar.

 

¡Señor! cuando en mis horas de soledad y duelo,

se bañe en sus tristezas mi pobre corazón,

aleja tú las nubes, mientras remonta el vuelo

Hacia tu santo alcázar mi férvida oración.

AMEN

Gracias

¡ LOS AMO!


ESTUDIO VOCABULARIO / DIANA

Alcázar – castillo, casa real, habitación del príncipe

Augusta – solemne, que infunde respeto

Borrasca – tempestad

Cotopaxi – volcán en Ecuador

Fada – hada

Rosicler – color rosado de la aurora

Antro de Luzbel – cueva (gruta) de Lucifer (diablo)

El enlace o shortlink de este programa es: http://wp.me/p59toT-yH


 

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s