Hebreos 12, La voz de Diana Hernández, Uncategorized, Vamos a leer la Biblia

VAMOS A LEER LA BIBLIA: HEBREOS 12

Para ver y escuchar el vídeo solo pulse sobre el enlace (si no aparece ya abierto):

 

Hebreos 12 (RVR 1960)

Puestos los ojos en Jesús

12  Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,

puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.

Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado;

y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo:
    Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor,
    Ni desmayes cuando eres reprendido por él;

Porque el Señor al que ama, disciplina,
Y azota a todo el que recibe por hijo. m

Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?

Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.

Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?

10 Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad.

11 Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.

Los que rechazan la gracia de Dios

12 Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas;

13 y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado.

14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;

16 no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura.

17 Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas.

18 Porque no os habéis acercado al monte que se podía palpar, y que ardía en fuego, a la oscuridad, a las tinieblas y a la tempestad,

19 al sonido de la trompeta, y a la voz que hablaba, la cual los que la oyeron rogaron que no se les hablase más,

20 porque no podían soportar lo que se ordenaba: Si aun una bestia tocare el monte, será apedreada, o pasada con dardo;

21 y tan terrible era lo que se veía, que Moisés dijo: Estoy espantado y temblando;

22 sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles,

23 a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos,

24 a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel.

25 Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháremos al que amonesta desde los cielos.

26 La voz del cual conmovió entonces la tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo.

27 Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles.

28 Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia;

29 porque nuestro Dios es fuego consumidor.


Encendedores de Pasión
o Extinguidores de Pasión?
En que bando te colocas?

Es fácil equivocarse. Es difícil salirse de círculos derrotistas. Es fácil identificarlos. A veces se ve mejor de lejos que de cerca, igual que nos mira Dios. Mientras estás entre ellos te confundes, te aturden, te marean, pero si te alejas y sigues observándolos te das cuenta que los envuelve una nube negra en vez de rayo de luz. De lejos mi espectro es más amplio. Antes era ciega pero ya no.

En el momento que Dios me dio mi llamado para esta época — no en todas las épocas he tenido el mismo llamado, y he ahí la confusión de mucha gente que se quedan 20, 30, 40 años haciendo lo mismo como naranjas esprimidas que ya no tienen más jugo que dar y una idea obsoleta de como se tienen que hacer las cosas para gente de esta época, en ese mismo momento Dios mediante el Espíritu Santo también me dio el material, las instrucciones y la visión de cómo lo iba a lograr si me despojaba de la opinión ajena y le seguía solamente a él. Dios nos guía somos “algunos” los que no sabemos interpretar las pistas que nos llevan a nuestro destino. Si regresas mentalmente a otros tiempos en tu vida, verás que se te dio todas las pautas necesarias para llevar a cabo la asignación de esa época, ya sea una carrera, estudios, crianza de hijos, hogar, metas… todo se te dio y si las cosas no salieron bien fue por falta de VISIÓN.

Por eso, “despojémonos” de todo peso innecesario, y si estás pecando entonces también del pecado que te asedia – si no estás pecando no te aplica ¿o no? – y corramos “con paciencia” la carrera que tenemos por delate. No a lo loco, no a la deriba, sino cuidadosamente, pausadamente, informadamente, inteligentemente hasta la meta. Y todo esto lo hacemos a la vista de una nube de testigos, puede ser los que estaban antes que nosotros que nos miran desde arriba, o puede ser los que están entre nosotros que la mayoría de las veces no nos miran para ayudarnos sino para hacernos tropezar. ¡DESPOJÁOS!

Ninguna disciplina es placentera, son momentos fuertes de prueba, con los ojos puestos en Jesús que murió por mí, yo también la paso y la sobrevivo con paciencia hasta llegar a la meta, agradándole a Dios con temor (reverencia) y con temblor (respeto) porque Dios es AMOR pero también es fuego consumidor.

Si estuviera atada primero a la conceptualización de las lecciones de la Biblia a una opinión humana que nada tiene que ver conmigo, no pudiera usar la Biblia como las pautas que Dios me provee para que prosiga hasta la meta.

Tengan todos muy buenas noches. Hna. Diana Hernández, Motivadora Life Coach.


Hebrews 12 World English Bible

12 Therefore let us also, seeing we are surrounded by so great a cloud of witnesses, lay aside every weight and the sin which so easily entangles us, and let us run with patience the race that is set before us, looking to Jesus, the author and perfecter of faith, who for the joy that was set before him endured the cross, despising its shame, and has sat down at the right hand of the throne of God. For consider him who has endured such contradiction of sinners against himself, that you don’t grow weary, fainting in your souls. You have not yet resisted to blood, striving against sin; and you have forgotten the exhortation which reasons with you as with children,

“My son, don’t take lightly the chastening of the Lord,
    nor faint when you are reproved by him;
For whom the Lord loves, he chastens,
    and scourges every son whom he receives.”[a]

It is for discipline that you endure. God deals with you as with children, for what son is there whom his father doesn’t discipline? But if you are without discipline, of which all have been made partakers, then are you illegitimate, and not children. Furthermore, we had the fathers of our flesh to chasten us, and we paid them respect. Shall we not much rather be in subjection to the Father of spirits, and live? 10 For they indeed, for a few days, punished us as seemed good to them; but he for our profit, that we may be partakers of his holiness. 11 All chastening seems for the present to be not joyous but grievous; yet afterward it yields the peaceful fruit of righteousness to those who have been exercised thereby. 12 Therefore lift up the hands that hang down and the feeble knees, [b]13 and make straight paths for your feet,[c] so that which is lame may not be dislocated, but rather be healed. 14 Follow after peace with all men, and the sanctification without which no man will see the Lord, 15 looking carefully lest there be any man who falls short of the grace of God; lest any root of bitterness springing up trouble you, and many be defiled by it; 16 lest there be any sexually immoral person, or profane person, like Esau, who sold his birthright for one meal. 17 For you know that even when he afterward desired to inherit the blessing, he was rejected, for he found no place for a change of mind though he sought it diligently with tears. 18 For you have not come to a mountain that might be touched, and that burned with fire, and to blackness, darkness, storm, 19 the sound of a trumpet, and the voice of words; which those who heard it begged that not one more word should be spoken to them, 20 for they could not stand that which was commanded, “If even an animal touches the mountain, it shall be stoned”[d];[e] 21 and so fearful was the appearance that Moses said, “I am terrified and trembling.”[f]

22 But you have come to Mount Zion, and to the city of the living God, the heavenly Jerusalem, and to innumerable multitudes of angels, 23 to the general assembly and assembly of the firstborn who are enrolled in heaven, to God the Judge of all, to the spirits of just men made perfect, 24 to Jesus, the mediator of a new covenant,[g] and to the blood of sprinkling that speaks better than that of Abel.

25 See that you don’t refuse him who speaks. For if they didn’t escape when they refused him who warned on the earth, how much more will we not escape who turn away from him who warns from heaven, 26 whose voice shook the earth then, but now he has promised, saying, “Yet once more I will shake not only the earth, but also the heavens.”[h]27 This phrase, “Yet once more”, signifies the removing of those things that are shaken, as of things that have been made, that those things which are not shaken may remain. 28 Therefore, receiving a Kingdom that can’t be shaken, let us have grace, through which we serve God acceptably, with reverence and awe, 29 for our God is a consuming fire.

FRIENDS OF THE WORLD:

Passion Lighter or  Passion Extinguisher? Which side do you put yourself on?

It’s easy to make a mistake. It is difficult to get out of defeatist circles. But it is easy to identify them. Sometimes we can see better from afar than from up close, just as God looks at us. While you are among them, you become confused, stunned, dizzy, but if you distance yourself and continue to observe them,  you realize that a black cloud envelops them instead of a ray of light. From afar my spectrum is broader. I used to be blind but not anymore.

At the moment that God gave me my Call for this season – not all seasons have had the same calling, and here we have the confusion that many people remain doing the same thing for 20, 30, 40 years, doing the same thing, as dried-up oranges and continue pushing an obsolete idea of ​​how things have to be done for people of this day and age, at that very moment (when I got my calling) God through the Holy Spirit also gave me the materials, the instructions and the vision of how I would achieve it if I divorced myself from the others’ opinions followed only Him. God guides us, it is “some” of us, who don’t know how to interpret the clues that are leading us to our Destiny. If you return mentally to other times in your life, if you go back in time, you will see that you were given all the necessary tools to carry out the assignment at that time, be it a career, studies, parenting, home, goals … everything was given to you. But if things did not turn out well, it was only for lack of VISION.

Therefore, let us “strip ourselves” of all unnecessary weight, and if you are sinning then also of the sin that weighs you down – if you are not sinning then that does not apply to you, right? – and run “with patience” the race. Not like a nut, or drifting, but carefully, slowly, informed, intelligently all the way to the goal. And all this we do in the presence of a cloud of witnesses, may be those who were here before us who are looking at us from above, or may be those who are right here among us who most of the time are not looking to help us but to make us fail. DUMP THEM!

No discipline is pleasant, they are hard and testing moments, but with my eyes placed only on Jesus who died for me, I will also pass this and I will overcome it with patience until I reach my goal, do what pleases God with reverence and respect, because God is LOVE but can also be consuming fire.

If I were most concerned of someone else’s conceptualization of what the Bible meant to say, a human opinion that has nothing to do with me, then I could not use the Bible as the guide that God has provided me to make it to my goal.

May you all have a very good night.  Sister Diana Hernández, Life Coach Motivator.


rosa diana
Quiero ser lo que querías (de Zaida C. de Ramón)
Se oía un murmullo suave; me acerqué para escuchar ¡Cuán grande fue mi sorpresa al ver las flores hablar!
Observé que se miraban, comparándose tristemente no podían comprender, ¿por qué eran diferentes?
Con llanto desconsolado oí la rosa que decía: Yo no sé por qué razón tengo que tener espinas.
De pronto y para mi asombro del cielo se oyó una voz: “Eres rosa con espinas porque así te creó Dios”
Nunca mires hacia abajo ni tampoco alrededor; eleva tu rostro al cielo donde mora el Creador.
Si el día en que te creó no te hubiese puesto espinas entonces no serías rosa; otro nombre tú tendrías.
Piénsalo por un momento, ¿por dalia te cambiarías? ¿margarita, lirio, nardo? ….. Yo sé que no aceptarías.
En tu rostro puedo ver no más llanto, sino alegría has podido comprender que así es que Dios te quería.
Ahora sé que puedes ver lo que antes no veías; estabas tan ofuscada observando las espinas que nunca se te ocurrió mirarte en el lago un día.
¡Cuán sorprendida quedaste! Absorta, hasta confundida Viste en ti tanta belleza que lloraste agradecida!
Quiero seguir siendo rosa; quiero ser lo que querías ¡Gracias mi buen Creador! Tú sabías lo que hacías.
Con amor Tú me creaste, ¡Gracias por esas espinas! Al tallo dan fortaleza y yo permanezco erguida.
Te agradezco, Creador, haberme formado un día pues hoy sí que puedo ver lo que antes no veía. AMÉN

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s