Biblia-citas, Poesía, Uncategorized, Zorras

Ministerio Biblia y Poesía, Programa #4-2016. Reflexión #5-2016, II Ayuno de Daniel Interactivo Mundial. “LAS ZORRAS EN NUESTRAS VIDAS.”

Para escuchar este programa, pulse sobre cualquiera de los enlaces siguientes:

I. Introducción:  

2. Poesía:  

3. Comentario de la Hna. Diana Hernández:  

¡Feliz domingo a todos mundialmente!  Mirando las estadísticas de enero de 2016, el Ministerio ha superado la audiencia en 17 días de enero, a una cifra mayor que todo el año 2014 completo. ¡A DIOS SEA LA GLORIA!

Para los nuevos visitantes: el Ministerio Biblia y Poesía es un ministerio de amor, poético, Cristiano, de amor, sin denominación, para TODOS.  Mis comentarios no son prédicas sino testimonios de lo que DIOS ha hecho en mi vida, éste es un programa sobre MI relación con DIOS, y si en algo a usted le sirve, ÚSEME.

Agradezco la respuesta de las personas con sus ME GUSTA o COMENTARIOS porque eso me complace, pero este es un proyecto entre Dios y mi persona, y si nadie más me escuchara, igual yo lo haría, lo hago para DIOS cumpliendo con la Gran Comisión.  Ya la cifra ha superado los 5,000.

DISCOGRAFÍA: VEN AMADA MÍA (Cantares 2): https://www.youtube.com/watch?v=kizsXys0dv8


 

zorras-cazador

POESÍA:  “Cacería de zorras” (Publicada en “Un Poema para Dios” de autor desconocido)

Es verdad que hoy me levanté,
pensando en lo que hice y no hice ayer.
Es cierto también que detecté,
algunas pequeñas zorras sin ver.

Son pequeñas, astutas y veloces,
mas llegan a causar daños atroces.
Y al verlas ahora me estremezco
y entiendo en realidad lo que merezco.
Es verdad que el sueño es una de ellas,
que ha venido a dejarme sin sustento,
o una loca aventura sé que es cierto,
me puede hacer chocar con las estrellas.

Y también he podido descubrir,
lo mal que siempre llegará a oler,
esa mosca muerta sin salir,
pequeña imprudencia que hace heder.
Conseguí además caer en la cuenta,
de aquella levadura tan dañina,
un pecado que parece no lastima,
pero hace corromper la masa entera.

Y allí, después de levantarme y de pensar,
de detectar, de ver y analizar;
Concluyo clara y contundentemente:
¡Es tiempo de una cacería fuerte [realizar]!

Es tiempo de limpiar la masa,
Es tiempo de cazar las zorras,
Es tiempo de barrer la casa,
Es tiempo de sacar las moscas.
Es tiempo de ser productivo,
Es tiempo ya de apuntar,
Dejaré de ser permisivo,
y las zorras tendré que cazar.  AMÉN

(autor desconocido)

DISCOGRAFÍA: Beyond Tomorrow, Manuel and his Music. https://www.youtube.com/watch?v=kizsXys0dv8


zorras-uvas

BIBLIA:  Cantares 2:15 (RVR60)

“Cazadnos las zorras, las zorras pequeñas, que echan a perder las viñas; Porque nuestras viñas están en cierne.” AMÉN


 

zorras2

COMENTARIO de la Hermana Diana Hernández “Las zorras de nuestras vidas”

¿Qué significa “las ZORRAS en nuestras vidas”?  Repito que éste es mi comentario personal, mi opinión individual, si de algo a usted le sirve, ÚSEME.

En Europa, por seguro en Inglaterra, se practica la caza del zorro con perros. Los cazadores andan a caballo mientras un grupo de perros (muchos perros, 20 ó más) van delante de ellos, y la función de los perros en esa cacería es seguirle la pista al animal. Se dice que es una caza sumamente difícil, ya que en ocasiones se puede tardar todo un día para cazar un solo zorro, y otras veces ni siquiera se logra atrapar alguno porque el zorro es un animal es muy veloz y astuto.

¿Cómo yo interpreto las ZORRAS en el maravilloso Libro de Cantares, para MI VIDA?  La Biblia me habla a mí mediante el Espíritu Santo.  En el libro de Cantares éstas – o sea, las zorras o zorrilos– echaban a perder las viñas, igual las pequeñas zorras pudieran echar a perder todo lo bueno que hemos cosechado en nuestras vidas.

Estas zorras hay que cazarlas, hay que atraparlas, hay que frenarlas para que no echen a perder mi viña; sin duda son unos animales muy bonitos, aparentemente inofensivos, frágiles y  pequeños; el “animal” en sí pareciera no ser de peligro, sin embargo tienen una gran capacidad, y es que pueden echar a perder toda mi  viña, todo lo que tanto trabajo me ha costado cosechar.

En la vida real, las pequeñas zorras o zorrillos viven para comerse las uvas de la viña, pero en la vida personal, viven para comerse los sueños o los frutos de tu vida. En realidad no sólo se comen las uvas sino que con sus afiladas garras destruyen las raíces de las plantas y con ello destruyen la viña completa.  Así mismo, la duda, la crítica, la debilidad, la tibiesa, la confusion, el chisme, los comentarios, gestos, todos esos son como las zorras de la viña pero en tu vida, que no solo se comen tus ideas y tu resolución sino que con sus garras dañan la raíz de la confianza, y hasta llegan a penetrar tu mayor sabiduría porque crean confusión.

LA BIBLIA ES CLARA Y NOS DICE QUE DEBEMOS CAZARLAS. No debemos temerles, sino acabarlas, ELIMINARLAS.

Una gota de agua sobre una roca pareciera ser inofensiva pero con el tiempo logra calar la piedra y romperla.  Hay cosas pequeñas que permitimos se metan y permanezcan en nuestra vida, como las zorras, no parecen ser tan graves, ni tan importantes, las concebimos como algo pasajero o inofensivo, que no va a llegar a mayores, algo tan trivial o tan absurdo que tendemos a ignorarlo porque jamás nos imaginamos que algo tan simple podría afectarnos, mucho menos dañar nuestras vidas; sin embargo la indicación de Dios es clara; Él dijo:

Tengan mucho cuidado con las pequeña zorras, y ÉL va más allá, nos da “una razón”, y es porque estas pueden destruir absolutamente todo lo que hemos construido.

¿Pero qué son “estas zorras”? Pues, momentos difíciles (no resueltos), asuntos que están mal (y no les prestamos la debida atención), situaciones críticas (que permitimos nos destruyan), relaciones de cualquier índole ya sea familiar, empresarial, personal o religiosas que están a punto de terminarse (por nuestra inactividad de hacer las cosas diferentes); hijos cuya conducta se nos va de las manos e irrespetan o hasta le pegan a sus padres.  HE AQUÍ donde una situación NORMAL O REGULAR se torna en una ZORRA DE CANTARES por llamarle algo.

Démonos cuenta que todas, absolutamente todas estas cosas tuvieron un inicio y un  deterioro gradual que comenzó como algo muy pequeño y cosas muy mínimas. Por ejemplo:

Algo tan simple que como el hijo(a) dejó de avisar cuando iba a llegar tarde o alguien te dijo que una persona a quien tu apreciabas había dicho algo negativo de ti, en público, lo que el agresor luego definió como “chisme” pare restarle importancia, y tantas otras más que sería imposible mencionar.  Otras tan simple como, el esposo deja de ser atento con la esposa y vice-versa, un jefe toma por sentado el esmero de un trabajador, un Cristiano no agradece, jamás da las gracias dizque  “todo se hace para Dios.”  Tienes que preguntarle a una persona si le llegó una correspondencia que tu le enviaste o si le gustó algo que tu le obsequiaste, y mucho más, cosas simples, triviales, pero persistentes como la gota de agua sobre la roca (con el mismo patrón constante). Muchas de las situaciones destructivas que hoy vivimos, como divorcio, pérdida de empleo o de un buen empleado, bajas en las Iglesias, Ministerios que ahuyentan en vez de preservar o incentar, alejamiento de amistades, todos tuvieron un inicio en cosas muy pequeñas que no atendimos. Como dice el dicho “no hay más ciego que el que no quiere ver ni mas sordo que el que no quiere oír”.

RESUMEN “Cuidado con esas pequeñas cosas (zorras), que logran echar a perder toda la cosecha – toda la viña – y en comparación con esto, la Biblia también nos dice en

1 Corintios 5:6 – No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?

Palabras claves aquí son: “un poco de” El mal no empieza por lo mucho, empieza por lo poco.  No es del animal grande y obvio del que debemos de cuidarnos porque por instinto natural ya lo hacemos automáticamente, sino de esas zorras pequeñas que habitan en todos los lugares, incluyendo en el hogar, en las iglesias, en el trabajo.  Tenemos que hacer un ALTO y pensar retroactivamente ¿cúando fue que de pronto entraron las “zorras pequeñas” a comerse el fruto? Muchos, incluyendo los supuestos “ancianos” de alta jerarquía… muchos son los que viven engañados en su vida espiritual, y creen que con ir a los cultos, ofrendar, cantar, y decir automáticamente “voy a orar” eso es todo, pero no se han dado cuenta de esas amarguras que tienen contra el hermano, contra el pastor, etc… “zorras atragantadas” que de la garganta no pasa… zorras que están dañando la comunión con el hermano y por ende poniendo tropiezo al Pastor. ¿Y por qué algo que sucede en la congregación (o sea en el piso) repercuta contra el Pastor (o sea el altar), si pudieramos decir que es algo “personal”, o una mala costumbre de alguien que consistentemente llega tarde a perturbar el silencio del mensaje, o malos modales de gente que todos saben que es una persona celosa o controladora o loca, pero supuestamente piensan que no va mas de ahí y, aunque todos lo saben, se hacen los de la vista gorda? Esto pasa en muchos lugares, no uno en específico.

La respuesta es verdaderamente más fácil que la pregunta.  Cualquiera puede moverse para otra iglesia, máxime en un pueblo con una iglesia en cada esquina y con cultos hasta en las salas de los hogares, en casas club, al aire libre, en television, radio e Internet, yo puedo oír a las megas iglesias a mi antojo, con sólo subscribirme a sus páginas.  Pero el único que no se puede mover de una Iglesia con esa facilidad es la Pastoral, ellos han dedicado toda una vida a poblar una Iglesia, y estas pequeñas zorras lentamente se están comiendo los frutos de sus esfuerzos y con sus afiladas garras, destruyen la viña completa.

El Señor nos está dando una orden, una orden no es algo opcional, es un mandato: cazadnos las zorras. Convirtamonos en expertos cazadores de zorras pequeñas, no permitiendo que nada ni nadie eche a perder el fruto de nuestra viña en ningún lugar de nuestras vidas.

ZORRAS también son los comentarios no-pensados como que “desear crecer es malo” cuando la Biblia dice en Juan que debemos dar fruto en abundancia, y para que esto suceda hay que cazar las zorras pequeñas que están deteniendo el progreso. Sólo porque a alguien “le parezca” no quiere decir que está bien. David dice al Señor “Examíname Oh Dios y vé en mi si hay camino de maldad…” Traducción para este contexto: Muéstrame la zorra pequeña puede estar oculta en mi viña….

¿Cuál es la zorra que está dañando tu viña? ¡Ya es hora! Levántate, cázala, restaura tu viña. Has un ALTO y examínate, analiza los comentarios que escuchas, regresa al momento donde todo comenzó a cambiar para mal, haz una investigación interior como un celoso detective: ¿Quién estaba presente cuando ocurrieron los hechos? ¿Quién no te permite que te olvides de algo? ¿Quién siempre te señala lo que anda mal? ¿Cómo te sentías antes de que la zorra entrara? ¿Cómo estuviera tu viña si no hubiese entrado? ¿De qué forma eres responsable de que la zorra permanezca en tu viña arañando las raíces de tus plantas y comiendose tus frutos? ¿Qué has hecho para sanarlos? ¿Quién(es) resulta(n) perjudicados? Por seguro no es la zorra. Regresemos a la BIBLIA, regresemos a la vida, cacemos la zorra, sembremos de nuevo, pero esta vez vigilemos y pongamos alambres y púas para que no puedan entrar más.

ALABADO SEAS OH DIOS. BENDITA SEA TU PALABRA.  Búsca y hallarás.

DISCOGRAFÍA: Levántate amada mía de la Hna. Glenda: https://www.youtube.com/watch?v=unSSMALeWFo


El enlace o shorlink de este programa es: http://wp.me/p59toT-GV

Distraccion fatal

 

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s